Mientras los organismos empresariales aseguran que la economía y la creación de nuevos empleos con Andrés Manuel López Obrador se está estancando, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró un  repunte del empleo formal en julio y tuvo su segunda mejor lectura en lo que va del año, con 46 mil 513 empleados, sólo debajo de los 58 mil 145 de enero pasado.

De acuerdo con una nota del diario Reforma el repunte se observa después de que en junio apenas se contabilizaran 6 mil 304 unidades, la lectura más baja en un año. El total de trabajadores añadidos al IMSS se conformó por 24 mil 882 de carácter permanente y 21 mil 631 de modalidad eventual, ambas clasificaciones mejoraron respecto a un mes atrás, cuando apenas sumaron 983 y 5 mil 321 registros, respectivamente.

En los siete meses del año se acumulan 215 mil 806 plazas añadidas, de las cuales 219 mil 869 son de modalidad permanente y se han restado 4 mil 63 en la modalidad eventual.

De acuerdo con cifras originales publicadas por el IMSS, al cierre de julio existen 20 millones 385 mil 379 trabajadores con seguridad social, de los cuales el 85.9 por ciento son permanentes y 14.1 por ciento eventuales. Respecto al año pasado, se incrementó en 2.19 por ciento el registro, impulsado por variaciones anuales de 5.9 por ciento del sector de transportes y de 3.6 por ciento en el sector agropecuario. Los estados con las mayores variaciones anuales de afiliaciones fueron Nayarit, Campeche y Aguascalientes con tasas de 6.8 por ciento para los dos primeros y de 6.6 por ciento para el último.

En junio pasado Andrés Manuel aseguraba que la economía del país va por buen camino, al igual que la generación de empleos, esto ante la desestimación de datos que  reportaban una caída anual de 88.3% en mayo. El tabasqueño dijo en su defensa que las cifras estuvieron mal medidas, ya que no se tomó en cuenta a los 481 mil jóvenes del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, y, mucho menos, a los 200 mil adscritos a Sembrando Vida.