Alrededor de 90,000  trabajadores que perciban un salario entre 2,500 a 7,000 pesos al mes accederán a mismo número de hipotecas para que tengan su propia vivienda.

Sobre esto, el subdirector de Crédito del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), Rodrigo Gutiérrez Porter, hizo el anuncio y destacó que la iniciativa se llevará a cabo mediante  el Programa de Aumento de Montos Máximos de Crédito.

“El Programa de Montos Máximos llegó para quedarse, iremos revisando ajustes, pero esto da certeza a desarrolladores para que pueden hacer sus planes de negocio a largo plazo, y con eso esperamos que se incremente la colocación de vivienda”, dijo Gutiérrez Porter después de celebrar las 50 emisiones de deuda en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), con un monto total superior a 100,000 millones de pesos.

La idea es que este año se entreguen más de 377 mil créditos para la compra de vivienda, de los cuales 205 mil serán destinados a quienes no ganan más de cuatro Unidades de Medida y Actualización (UMA).

El monto estimado  este año para el Programa de Financiamiento hipotecario es de 161 mil millones de pesos, y la cifra tendrá un incremento moderado hasta 2023, hasta llegar a un  22% comparado con el año en curso.

El Infonavit tiene estimaciones de que existen alrededor de 12 mil viviendas accesibles para las personas que ganan entre los 2 mil 500 y 7 mil pesos mensuales.  Son personas que se dedica al sector del comercio, servicio y turismo.

La mayoría de estas viviendas se encuentran en estados  donde existe el mayor registro de empleos ante el IMSS, como en GuanajuatoNuevo LeónEstado de México, la Zona Metropolitana del Valle de MéxicoChihuahuaBaja California y Coahuila.

Durante el anuncio, Gutiérrez Porter comentó que la colocación de créditos para este segmento de la población  muestra una caída de entre 20 y 25% respecto a 2018, cuando la cartera total del Instituto muestra un crecimiento de 3 por ciento.

Asimismo, resaltó que reactivación de viviendas para este segmento de la población es una nueva etapa en la relación “entre los desarrolladores, el Infonavit y los trabajadores”. Dijo que con ello se busca “que los desarrolladores tengan la seguridad de que sus inversiones encontrarán un mercado con reglas claras, sin distorsiones exógenas y donde la competencia será recompensada”.

Para solicitar un crédito mediante el Programa de Aumento de Montos Máximos de Crédito se necesita ser derechohabiente del Infonavit, contar con una relación laboral vigente y reunir los 116 puntos que se calculan considerando edad, salario y antigüedad laboral.

Estos créditos serán otorgados en pesos, a tasa fija de 12%, con un plazo a 30 años, se pueden liquidar antes sin ninguna penalización o adelantar pagos sin cobro de comisión, y la autorización de consulta en el Buró de Crédito no es obligatoria.

El derechohabiente deberá acudir a un Centro de Servicio Infonavit (CESI) para obtener la carta de autorización de crédito, con vigencia de cinco semanas, y una vez formalizado el trámite en una notaría, el instituto deposita el monto solicitado. Además, existe un complemento de pago que permite que en niveles salariales bajos, la tasa sea menor a 12%.