Luego de que ayer se filtrara en redes sociales una carta de María Elena Álvarez-Buylla Roces, próxima titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, dirigida al director actual, Enrique Cabrero Mendoza, en la que le pedía suspender cualquier convocatoria para no afectar el presupuesto de la institución para 2019, las críticas y comentarios no se hicieron esperar.

Pero, ¿qué era lo que en realidad solicitaba la doctora Álvarez-Buylla?

A través de una entrevista con Luis Cárdenas para MVS, la próxima directora dijo que el oficio filtrado es auténtico, pero aclaró que la solicitud de suspender las convocatorias no representa que se cancelarán los apoyos, especialmente en los casos donde ya haya compromisos, por ejemplo, laborales o que impliquen derechos en la persona.

Aseguró que lo que se busca es tener un mejor manejo del presupuesto.

“Estamos comprometidos con, a partir de esta administración, dar un apoyo más contundente, más articulado en torno a promover un estado de bienestar social y ambiental desde el quehacer de las humanidades, las ciencias y las tecnologías, y sino dejan comprometido una parte importante del Presupuesto de Egresos del 2019, pues entonces no vamos a poder realmente hacer nuestra labor de asegurar mejores condiciones para la comunidad académica y científica”, indicó.

Además, en una carta aclaratoria explicó: “el proceso de transición que atraviesa la Administración Pública Federal no tiene precedente. El Presidente Electo y su equipo de transición han comenzado desde muy temprano y en absoluto respeto al Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto una labor de reconocimiento y diagnóstico del estado que guarda la administración, con el único objetivo de advertir los cambios necesarios para hacer eficiente el gasto público”.

Añadió que el pasado 24 de septiembre presentó dicho oficio al actual director, en el que le solicitaba suspender algunas convocatorias que pudieran “afectar y comprometer recursos presupuestales para ejercicios 2019 y subsecuentes”, y en el que enumeraba algunos posibles casos, pero que él le entregaría una lista, con base en acuerdo previo.

Las aclaraciones que la próxima titular del Conacyt enfatizó son las siguientes:

  1. No se solicitó suspender todas las convocatorias, sino sólo aquellas que comprometan recursos del Presupuesto de Egresos de 2019; enlistando algunas posibles.
  2. Sí se solicitó suspender las convocatorias que comprometan recursos del próximo ejercicio. Sin embargo, la suspensión de ninguna manera implica la cancelación de éstas.
  3. Se solicitó suspender todos los contratos que comprometan recursos del próximo ejercicio, los que habrán de evaluarse por la siguiente administración.
  4. El oficio se elaboró de buena fe para asegurar que la próxima administración cuente con los recursos necesarios para impulsar los programas institucionales en apoyo a las humanidades, las ciencias y las tecnologías, que redunden en beneficio de la comunidad, del avance del conocimiento y del bienestar social del país.

Sobre la filtración, Álvarez-Buylla dijo que debió haberse hecho por funcionarios del Conacyt, ya que contiene sellos de recibido y despachado, por lo que llamó a hacer una investigación, a fin de evitar que se enrarezca el proceso de entrega-recepción.

“Hemos solicitado al doctor Enrique Cabrero Mendoza que por favor ordene una investigación interna para deslindar responsabilidades, porque esta filtración desde adentro del Conacyt pues sí es inconveniente y enrarece todo el clima, hasta ahora muy claro y terso en el proceso de transición con ellos”, dijo.