El ex presidente de México, Felipe Calderón, con un solo mensaje en redes sociales, quedó no sólo como enemigo de la libertad de expresión y mentiroso, sino también como ignorante.

Vía su cuenta de Twitter (donde todos los días ataca al gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador) pidió que la administración federal de México censure a Evo Morales.

En un tuit donde comparte otro tuit de su amigo y ex colaborador, Javier Lozano, Calderón afirma que “Evo Morales está violando el tratado de Montevideo con sus constantes llamados a la violencia en Bolivia. Debe abstenerse de hacerlo si quiere permanecer en México“.

Más allá de que Calderón miente de forma grotesca al considerar como “llamados a la violencia” los mensajes que emite Evo a favor de detener el derramamiento de sangre en su país, el ex panista comete un grave error para un ex presidente: el tratado sobre asilo y refugio político de Montevideo de 1939 no fue ratificado ni por Bolivia ni por México, por lo cual es un acuerdo que no aplica en ninguna de las dos naciones.

Así lo informó la ex ministra y hoy secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien dijo que México nunca firmó ese tratado. “Lo que sí es cierto es que Bolivia no obstante que lo firmó, nunca lo ratificó su Senado, entonces no es derecho vigente ni en México ni es derecho vigente en Bolivia“.

Así pues, Felipe Calderón quedó como ignorante en cuanto al derecho internacional relacionado con el asilo político, algo inadmisible para alguien que fue presidente.

Respecto a los mensajes de “llamados a la violencia” de Evo Morales a los cuales mentirosamente se refiere Calderón, aquí algunos:

Así pues, Felipe Calderón no sólo queda como enemigo de la libertad de expresión y como mentiroso (al considerar “llamados a la violencia” a lo que en realidad son llamados a la paz por parte de Evo Morales), sino que también aparece como un gran ignorante.