El ex Presidente Felipe Calderón le pidió al Presidente Andrés Manuel López Obrador que el gobierno le otorgue servicios de seguridad, pues teme por su vida.

Al aterrizar en la Ciudad de México después de su gira en Michoacán, AMLO reveló que Calderón le escribió una carta hace dos meses en la que le indicó que estaba preocupado por su seguridad de ido a todo lo que había realizado en la guerra contra el narcotráfico que inició en su gobierno.

Por ese motivo, el Presidente informó que ya ordenó al Ejército que una guardia de ocho elementos custodie al ex Presidente.

“En el caso del ex Presidente Calderón, él me escribió una carta explicando que tenía alguna preocupación por lo que había llevado a cabo durante su mandato en materia de seguridad pública, y también ordené que, de manera reducida pero eficaz, se le garantizara protección”.

Felipe Calderón Hinojosa. Foto: Especial

El mandatario expuso que tomó la decisión de también dar protección al ex Presidente Vicente Fox, tras su denuncia de que un comando armado intentó ingresar a su casa en Guanajuato.

“La instrucción, en lo que tiene que ver con la guardia del ex Presidente Calderón, es de que no fuese excesiva, y el informe que tengo es que son ocho elementos, y lo mismo para Fox”.

AMLO dijo que las guardias para ambos presidentes se mantendrán el tiempo que sea necesario, aunque les sugirió buscar otra forma de protegerse.

“Esto lo hago porque los ex Presidentes tuvieron un desempeño; quisiera yo, lo digo de corazón, de manera sincera, poder proteger a todos los mexicanos. En este caso es algo muy especial. Ojalá y ellos busquen también la forma de resolver lo de su seguridad”.

AMLO de gira en Michoacán. Foto: Especial

López Obrador aceptó que es responsable de lo que le ocurra a Fox y Calderón como a cualquier otro ciudadano.

“Yo soy responsable, como titular del Ejecutivo, como representante del Estado, como Jefe de Gobierno, de la seguridad de todos los mexicanos. Yo deseo con todo mi corazón que no le pase nada a nadie, que nadie sufra, que nadie pierda la vida. Sí asumo que es mi responsabilidad; a veces son circunstancias difíciles, que no se puede garantizar plenamente el que no haya violencia, pero estamos trabajando todos los días para vivir en paz y con tranquilidad”.