El ex presidente y ex panista, Felipe Calderón, cuando sucedió la emboscada a policías estatales en Michoacán el lunes pasado, escribió en su cuenta de Twitter que esperaba que los autores del hecho fueron capturados y ofreció condolencias a los familiares de los uniformados asesinados.

Dijo el ex mandatario:

“Mis más sentidas condolencias a los familiares de los policías michoacanos cobardemente asesinados esta mañana. Hago votos para que el gobierno federal y el local destinen los recursos y voluntad política necesarios para que los responsables sean llevados ante la Justicia”.

Habrá que recordar que en 2006, Felipe Calderón, buscando legitimarse (ya que buena parte de los mexicanos lo consideraban un presidente espurio, que había “ganado” no porque ganó limpiamente, sino porque hizo un gran fraude), emprendió una “guerra contra el narco” precisamente en Michoacán.

Las respuestas de los usuarios a este comentario de Calderónfueron fuertes y le recordaron a Calderón que fue él precisamente quien había comenzado la espiral de violencia en todo el país.

Aquí algunos ejemplos: