Hoy, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer cuál es el plan para rescatar a Petróleos Mexicanos y hacer a dicha empresa más rentable. Durante la rueda de prensa, hizo un diagnóstico de Pemex, y afirmó que el mayor problema que ha tenido dicha empresa es la corrupción.

Aquí la parte donde explica ello:

 

Miren, no vamos a tolerar la corrupción.

No quería yo tratar este tema, pero creo que es oportuno, porque el principal problema de México, de Pemex, ha sido la corrupción.

Y hemos dicho en varias ocasiones que lo tenemos que estar remachando, porque nos manipularon mucho haciéndonos creer que los problemas de México tenían que ver con otras cosas: la falta de tecnología, que nos faltaba más desarrollo educativo, que el problema era que no pagaban impuestos los de la economía informal, cosas por el estilo.

Que mientras en otros países la recaudación era del 40, el 50 por ciento del Producto Interno Bruto, aquí era del 11, del 15 o del 20. Todo eso.

Desde luego tenemos problemas educativos, tenemos problemas de pobreza, tenemos problemas de inseguridad, de violencia, pero se derivan de la corrupción.

Ese es el problema central en el caso de Pemex, porque nos importa aclararlo y además que todos sepamos, siempre digo que la política no es asunto de los políticos, como ellos piensan. La política es asunto de todos y la economía igual.

Dicen los tecnócratas: “Son temas muy complejos, los expertos, los técnicos, son los que saben”. Nada de eso, la política, la economía, es asunto de todos, es fácil de comprender.

En el caso de Pemex ha habido una muy mala administración y mucha corrupción, saqueo, han apostado acabar a Pemex, a destruir a Pemex. Ahora los expertos repiten una y otra vez. Vean las columnas de un mes para acá de los especialistas, todos hablando de la deuda de Pemex, “dos billones de pesos”, “cien mil millones de dólares”. “Qué barbaridad”. “Grave problema, una carga financiera”, “¿cómo le van a hacer?”, “¿qué opciones?”, “¿qué alternativas?”

Pues va a salir Pemex adelante, es una empresa que si se maneja bien con honradez produce mucho. Este año va a dejarle a la hacienda pública un billón, la mitad de su deuda, un año. Esto para los expertos.

Pero vámonos al fondo, vamos a ver, qué sucedió en el periodo neoliberal, en donde, en el mejor de los casos, fueron corresponsables muchos de los financieros, de los expertos, vamos a ver qué pasó, qué se hizo, no con los 800, 900 mil millones de deuda contratada en el sexenio pasado, qué pasó, qué se hizo con los excedentes que se obtuvieron por precios altos del petróleo como nunca en la historia en el sexenio de Fox y de Calderón. Mucho más que la deuda de Pemex.

Vamos a hacer las cuentas, vamos al fondo. Yo ofrezco que hagamos la revisión para tener todos los elementos. ¿Cuánto ingresó? Llegó a valer el barril de petróleo cien dólares. ¿Cuánto fue lo que ingresó? ¿Cuánto creció la economía con todo ese dinero y por qué creció la inseguridad y la violencia y la pobreza, qué fue lo que sucedió?

Bueno, imperó la corrupción. Entonces nosotros sí apostamos a que si se acaba con la corrupción se va a resolver el problema.

Ayer hablábamos, por ejemplo, de toda esta farsa, de los organismos independientes, presenté las ternas para la Comisión Reguladora de Energía, que es la que entregaba los permisos para los contratos leoninos, que vamos a regresar con eso porque no se entendía bien de cuánto se tiene que pagar por esos contratos, dinero del pueblo.

El Presidente del país, en rueda de prensa.

¿Pero quiénes entregaron esos permisos?

Los de esta comisión.

Entonces, ayer que presentó las ternas con técnicos, con técnicos, sale a declarar el presidente de este organismo, de esta Comisión Reguladora de Energía, que estaban mal las ternas que yo proponía.

Entonces, como tengo derecho de réplica por alusiones personales, doy a dar a conocer ahora que el señor tiene conflicto de intereses, y es el presidente de la Comisión Reguladora de Energía.

Y el lunes vamos a conocer toda la información del por qué tiene conflictos de intereses.

Esto es lo que ya no vamos a permitir. No se cuestionaban estas cosas porque eran empleados, había una relación de complicidad y por eso imperaba la corrupción.

Entonces, sí tenemos confianza que como se está limpiando Pemex de corrupción va a salir adelante, y debemos de felicitarnos todos.