El ex presidente Felipe Calderón ayer a las diez de la noche compartió el comentario de una cuenta evidentemente falsa que se hace pasar por David Alexander Ledesma, el ex subdirector de difusión del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Dicha cuenta publicó un mensaje donde se acusó al periodista Jenaro Villamil de “abuso sexual”. El ex mandatario acompañó la supuesta “denuncia” claramente difamatoria con el siguiente mensaje: “¿Esto es en serio? de serlo sería una denuncia grave contra Jenaro Villamil”.

De forma inmediata, varios usuarios de Twitter le respondieron a Calderón y le demostraron que la cuenta que había retuiteado era claramente falsa, y que su comentario era en realidad una difamación.

El ex panista no respondió ni eliminó el tuit, a pesar de que fueron muchísimas las personas que evidenciaron que la cuenta era falsa y que el mensaje solamente tenía la intención de calumniar a Jenaro Villamil, actual director del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPREM).

El propio periodista, unas horas después del mensaje de Calderón, publicó un tuit donde escribió: “Señor Felipe Calderón evidentemente es una cuenta falsa y todo lo que dice no tiene ni pies ni cabeza. Es mentira”.

Felipe Calderón, solamente 8 horas después haber difundido el mensaje falso y calumnioso, citó el tuit de Jenaro Villamil y con un comentario que inició con la palabra “aclarado”, justificó que compartió el mensaje falso porque había sido difundido por “cuentas muy serias”, y porque “algunos elementos coincidían con el perfil” de David Alexander Ledesma.

Dijo Calderón: “Aclarado. Pregunté si era cierto el tema porque el hilo había sido recogido por varias cuentas muy serias, y algunos elementos coincidían con el perfil de su excolaborador cuya falta de méritos para ser alto funcionario de Conacyt generó un escándalo. Una disculpa”.

 

El tuit falso no solamente fue compartido por Felipe Calderón. También lo hicieron “periodistas serios” como Joaquín López-Dóriga, quien primero afirmó, basándose en el tuit falso, que la designación de Villamil como director del SPREM había sido una vergüenza, y después ofreció una “sentida disculpa”.

López-Dóriga no solamente difundió el tuit falso, sino que ha retuiteado mensajes agresivos y discriminatorios en contra de Villamil, los cuales mantiene en su cuenta.

El ex priísta, ex panista y ahora nuevamente priísta, Javier Lozano Alarcón, fue otro de quienes difundieron el tuit falso que difamaba a Jenaro Villamil. Él, hasta el momento, no ha ofrecido una disculpa. Ni tampoco ha eliminado su tuit.