Hoy, el Presidente de México dio a conocer que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) detectó que él, Andrés Manuel López Obrador, es socio de 26 empresas recién creadas. La cuestión es que él ni enterado estaba. Y hasta ironizó sobre eso:

“Ayer me dieron a conocer de una inscripción que hicieron en el padrón de el SAT, donde registran empresas y apareció de que me inscribieron como socio de 26 empresas. ¡26! Me rayé. Me convertí en empresario”.

Indicó que todas esas empresas las inscribieron en el SAT el 11 de agosto de 2019, en Boca del Río, Veracruz, y no se sabe si de forma física (en una oficina del SAT) o vulnerando el sistema.

Ante esto, el mandatario aclaró que él no participa ni ha participado en ninguna empresa:

Decirles a los mexicanos que no soy empresarios, que respeto mucho a los que se dedican a esa actividad, yo soy servidor público, no tengo empresas, no tengo propiedades, bienes, apenas tengo la cuenta en donde me depositan mi sueldo. Nunca he tenido tarjeta de crédito, aunque parezca increíble, nunca me ha interesado el dinero. Aunque no pienso, siempre lo digo, que todo el que tiene es malvado. Hay quienes tienen un patrimonio, lo han hecho de conformidad con la ley, con su trabajo, y merecen respeto. Yo en mi filosofía, nunca me ha importado lo materia.

Indicó que no sabe aún por qué ni con qué intención decidieron crear empresa o incluirlo como socio, y no sabe si omitieron o presentaron documentación falsa suya o la inscripción fue vulnerando el sistema del SAT.

Están muy mal acostumbrados, imagínense hacer esto. Como sea, si fue por venganza, de alguien dolido que hizo vulnerar el sistema del SAT. O alguien que en efecto constituye estas empresas que pueda hacer negocio de que yo soy miembro de la empresa, socio de la empresa. O mis adversarios políticos, para que el día de mañana aparezca de que estoy yo haciendo negocios chuecos.

El mandatario mencionó que el SAT canceló las empresas, para que no hagan operaciones, y agregó:

Quien sabe por qué hicieron esto. Hay muchas posibilidades, hay que analizarlo, hay que verlo. Desde luego que lo está investigando el SAT. Los felicito a los funcionarios de SAT porque tienen un sistema para advertir cuando hay operaciones extrañas, irregulares, y este fue el caso.

El mandatario dejó en claro que ni él ni su esposa (quien también apareció como socia en las empresas fantasmas) participan como socios en ninguna sociedad comercial.

Mencionó el Presidente que se debe castigar la constitución de empresas fantasmas, y claro, la facturación falsa, la cual representa evasión fiscal.