Andrés Manuel López Obrador, indicó que si la gente presiona, se haría una consulta “espontánea” para decidir si se hace o no la consulta para enjuiciar a los expresidentes.

El mandatario explicó que no se ha llevado a cabo la consulta para que la gente decida si se enjuicia a Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox, Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari porque está esperando a que se apruebe la reforma al artículo 35, la cual contempla un esquema de consultas ciudadanas.

Dijo el mandatario que si no se resolvía pronto la reforma, y la gente presionaba

vamos a llevarla a cabo [una consulta] de manera espontánea, con la participación de los ciudadanos, se ponen las mesas, y como se está establecido en la ley, creo que para la participación ciudadana en el caso de la secretaría de gobernación, hay un marco legal que fue el que se utilizó ahora en efecto para la consulta en Morelos”.

Indicó que esperará a que termine el periodo ordinario en la Cámara de Diputados, y si se contemplan periodos extraordinarios, pues hay varias cuestiones pendientes, como el fuero al presidente y a los diputados, la reforma educativa, la ley de austeridad republicana y la reforma al artículo 35 (que contempla revocación de mandato y consulta ciudadana).

Mencionó que si se lleva a cabo estas reformas, facilitará la encuesta para enjuiciar o no a los expresidentes, pero que si no:

buscamos otro mecanismo siempre y cuando lo solicite la gente. Que podamos medir: podemos hacer una encuesta, y preguntarle a la gente ‘quieres que se lleva a cabo la consulta para enjuiciar o no a los ex presidentes’, y a partir de ahí resolver.

Mencionó que él tiene una postura, la cual es apostar por un punto final con los ex presidentes, y que

empecemos de nuevo como lo estamos haciendo, como ya lo iniciamos. Que demos un buen ejemplo nosotros, y que no tengamos que caer en medidas espectaculares, que ya no se esté engañando a la gente con chivos expiatorios, todo esto que se hacía. Si no que en esta nueva etapa quien cometa un acto de corrupción sea castigado, sin impunidad, sea quien sea, aunque sea el propio Presidente en funciones. Una etapa nueva. Pero considero que quedarnos anclados en lo mismo, no nos ayudaría. Que tenemos que pensar hacia adelante, en cambiar actitudes, dar un buen ejemplo.

Andrés Manuel López Obrador afirmó que ésa es su postura, y que no implica protección, contubernio o complicidad con los ex mandatarios, pero que esa postura, en una posible encuesta, solamente representanta un voto.