El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador apoyará fiscalmente a Petróleos Mexicanos (Pemex) durante los primeros tres años de su administración, para que después sea la petrolera quien apoye a la economía del país, de acuerdo con el Plan de Negocios  que fue publicado este miércoles.

Según el documento, el apoyo a través de una disminución en la carga fiscal de la petrolera será de  45 mil millones de pesos en 2020, mientras que en 2021 será de 83 mil millones de pesos, y un año más tarde, ya no se contemplará este tipo de ayuda.

En los primeros tres años de apoyo,  se espera que Pemex  alcance una producción superior a 2 millones 600 mil barriles diarios de petróleo hacia el final de la administración, momento en el que Pemex podrá fortalecer a México.

Asimismo el Gobierno Federal hará aportaciones de capital por 38 mil millones y 37 mil millones de pesos de 2021 y 2022, respectivamente, pero estos recursos estarán etiquetados para la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas.

Para el 2020, el Gobierno estima que Pemex requiere 333 mil millones de pesos de inversión. De este monto, se prevé que 221 millones se obtengan de ingresos propios, 45 mil millones por el apoyo fiscal y 66 mil millones de aportación del Gobierno. Además un extra de 14 mil millones por convenios con privados.

Al finalizar el periodo de ayuda fiscal, se prevé que Pemex ingrese por sus propios medios 332 mil millones de pesos, que se sumen a los 37 mil que dará el Gobierno para la Refinería y 40 mil de asociaciones con la iniciativa privada. 

En 2023, un año antes de que López Obrador termine su mandato, se prevén solo dos fuentes de ingresos para la inversión: 375 mil millones propios y 14 mil de privados.

“Los ingresos propios serán la principal fuente de financiamiento de los requerimientos de inversión y, hasta 2023, se consideran recursos de privados captados a través de los esquemas CSIEES, permitiendo a la siguiente administración la decisión sobre la continuidad de estos esquemas”, resalta el documento.

Andrés Manuel López Obrador. Foto: Presidencia.

Durante la presentación del Plan de Negocios, Andrés Manuel López Obrador recordó que México concluyó una etapa que dejó como saldo una industria petrolera en ruinas con riesgo de crisis mayor por el descenso en la producción hasta un millón 650 mil barriles con tendencia a la baja

Por su parte el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, expuso que el punto de partida fue un diagnóstico que dio cuenta de la caída en la producción petrolera durante los últimos 14 años por más de 1 millón 800 mil barriles, cifra que ha empezado a revertirse con un ligero repunte.

Destacó que se dará un cambio en las políticas de inversión de la empresa, en vista de que no produjo un solo barril orientar los proyectos hacia aguas profundas.

“Ahora nos vamos a concentrar en el desarrollo de aguas someras y áreas terrestres, lo que nos va a permitir, dado sus menores costos, duplicar la actividad exploratoria con los mismos recursos”, explicó.

El director de Pemex Octavio Romero Oropeza. Foto: Especial.

Romero Oropeza agregó que la caída en la producción petrolera estuvo acompañada por mínimos históricos en refinación y que “en sólo tres años, de 2013 a 2016, la deuda de Pemex se duplicó al pasar poco más de un billón a más de dos billones de pesos”, por lo que ya suma una década que la empresa presenta déficits financieros.

Otras de las acciones consideradas en el Plan de Negocios se refieren al incremento en la producción de aceite y gas acelerando el desarrollo de nuevos yacimientos; incrementar el factor de recuperación de campos maduros; recuperación gradual de la capacidad de refinación conforme aumente la inversión en la construcción de la refinería Dos Bocas, entre otras.

López Obrador agregó en sus declaraciones lo siguiente:

“Me siento muy satisfecho, muy seguro, porque se ha actuado bien en el rescate de la industria petrolera y estamos optimistas; a pesar de que nuestros adversarios quisieran que nos fuese mal en esto y en otras cosas, se van a quedar con las ganas porque vamos bien.”