La Consejería Jurídica de la Presidencia de la República impugnó la suspensión a la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos que otorgó el ministro de la Suprema Corte de Justicia (SCJN)  Alberto Pérez Dayán, a un grupo de senadores del PRI y del PAN, quienes argumentan que con esa ley, el titular del Ejecutivo violenta la autonomía de los Poderes Ejecutivo y Judicial.

El principal argumento del consejero jurídico de la Presidencia,  es que, conforme al artículo 105 de la Constitución, la admisión de una acción de inconstitucionalidad en contra de una ley no debe ser motivo a la suspensión de la misma.

“(Se) interpuso recurso de reclamación en contra de la suspensión otorgada, por considerar que el artículo 64 de la Ley Reglamentaria de las fracciones I y II del artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos expresamente indica que la admisión de una acción de inconstitucionalidad no da lugar a la suspensión de la norma cuestionada”, se informó a través de un comunicado.

“Por otra parte, la suspensión concedida se fundamentó incorrectamente en el artículo 59 de la Ley Reglamentaria, que establece que para el trámite de acciones de inconstitucionalidad, en lo que no se encuentre previsto, se aplicarán las disposiciones relativas a las controversias constitucionales. No obstante, el artículo 64 de la citada Ley sí prevé la figura de la suspensión, y, al respecto, dispone que no procede la misma en acciones de inconstitucionalidad”.

El ministro Alberto Pérez Dayán, concedió suspensión a senadores del PRI y PAN. Foto: Especial.

El comunicado señala que el ministro instructor, Alberto Pérez Dayán, otorgó la suspensión partiendo de que la Ley de Remuneraciones podría afectar los derechos humanos de terceros, lo que desatiende los requisitos procedimentales expresos que establece la Ley Reglamentaria.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que no comparte la decisión del ministro.

“Yo no comparto la decisión del Ministro instructor, no lo comparto, pero lo respeto, y ya estamos, según me informó el señor consejero jurídico, que no me toca a mí, le toca a él, ya está impugnando ante el pleno de la Suprema Corte la decisión del Ministro instructor”, expuso.

El 7 de diciembre pasado, el ministro Alberto Pérez Dayán concedió una suspensión en la acción de inconstitucionalidad que promovieron senadores del PRI y del PAN, quienes pidieron a la Corte invalidar la Ley de Remuneraciones.

Esta ley establece que ningún servidor público puede recibir sueldo mayor a la del presidente, lo que podría llevar a reducciones salariales para miles de burócratas de mando, que ganan más que los 108 mil pesos mensuales que Andrés Manuel López Obrador anunció como su salario.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, en desacuerdo con ministros de la SCJN. Foto: Especial.

La suspensión otorgada tiene el efecto de que las remuneraciones que perciban los servidores públicos de los Poderes de la Unión y de todos los demás entes públicos para el Ejercicio de 2019 no sean fijadas en términos de la ley reclamada, sino exclusivamente por lo dispuesto en los artículos 75, 94 y 127 de la Constitución Federal, así como tercero transitorio del “Decreto de reforma constitucional publicado el 24 de agosto de 2009”, hasta que se resuelva el fondo de la controversia.

“A nadie tiene que agraviar el recurso que se interponga contra una de las decisiones, en este caso del ministro, y está presentándose ya el recurso de reclamación en contra de la decisión del ministro instructor sobre la concesión de la suspensión de la Ley de Remuneraciones”, agregó Sánchez Cordero.

Por su parte, el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, aseguró que Pérez Dayán violó la ley al haber otorgado esa suspensión.

“El ministro Alberto Pérez Dayán violó la ley. No debió haberse otorgado ninguna suspensión a la acción de inconstitucionalidad, la ley es muy clara no se admite ninguna suspensión”, dijo.

Sólo Trump gana más que los ministros de la SCJN

Andrés Manuel López Obrador aseguró el martes pasado que sólo el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump ganaba más que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de acuerdo con lo establecido en la legislación estadounidense, un presidente de Estados Unidos recibe un salario anual de 400 mil dólares que se distribuyen en doce pagos mensuales de 33 mil 333 dólares, unos 660 mil pesos mexicanos a tipo de cambio actual.

Sólo Donald Trump, presidente de Estados Unidos, gana más que los ministros ha dicho AMLO. Foto: Especial

Un ministro de la Suprema Corte y un consejero del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), que son los puestos más altos dentro del Poder Judicial en México, reciben un salario de 269 mil 215 pesos mensuales, además de otras percepciones anuales como un pago por riesgo (554 mil 595 pesos), aguinaldo (444 mil 380 pesos), prima vacacional, seguro de gastos médicos mayores, ayuda de gastos funerales, ayuda de anteojos, estímulo por antigüedad, estímulo por jubilación, entre otros.

Si se toma en cuenta únicamente el salario neto, el pago por riesgo y el aguinaldo, un ministro de la Corte y un consejero del CJF reciben cada uno al año 4 millones 229 mil 555 pesos, la mitad del salario anual del Presidente Trump, que es de 400 mil dólares (8 millones de pesos).

De acuerdo con el Diario Oficial de la Federación (DOF), los salarios mensuales netos que reciben los empleados de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo de la Judicatura Federal van desde los 13 mil 369 hasta los 269 mil 215 pesos.

Además reciben otras percepciones anuales como un pago por riesgo (554 mil 595 pesos), aguinaldo (444 mil 380 pesos), asignaciones adicionales (428 mil 553) y prima vacacional, seguro de gastos médicos mayores, ayuda de gastos funerales, ayuda de anteojos, estímulo por antigüedad, estímulo por jubilación, ayuda de despensa, estímulo del Día de la Madre y el Padre, entre otros.

Los ministros de la SCJN. Foto: Especial.

La polémica por los salarios de los ministros magistrados y jueces del Poder Judicial ha generado opiniones divididas sobre cuál debería ser el sueldo adecuado para un funcionario de ese rango, más allá del llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador al terreno ético y moral.