Desde que Andrés Manuel López Obrador tomó las riendas de la Presidencia de México, el país frenó su caída libre en el índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de Transparencia Internacional.  En el 2019 mejoró  ocho lugares por encima de la posición que ocupó en 2018, último año de la administración de Enrique Peña Nieto.

El índice de Percepción de la Corrupción califica a 180 países y territorios según sus niveles percibidos de corrupción en el sector púbico, de acuerdo con expertos y empresarios.

La caída de México en este indicador se agudizó desde 2015, con la llegada de Enrique Peña Nieto al poder. México logró colocarse en la posición 130 de los 180 evaluados, respecto al sitio 139 que obtuvo en 2018; para ubicarse junto a los países de Guinea, Laos, Maldivas, Mali, Myanmar y Togo. 

El índice señala que pese a que México ha tenido declives en la materia, existen argumentos positivos para la mejora en el puntaje como una reciente reforma anticorrupción y la creación de la Fiscalía General de la República (FGR) que actúa de manera autónoma.

En el primer sitio del ranking aparecen empatados Nueva Zelanda y Dinamarca. Finlandia, Singapur, Suecia y Suiza completan el top 5.

El análisis de este año indica que más de dos tercios de los países, incluidas las economías más avanzadas del mundo, muestran signos de estancamiento o retrocesos en sus esfuerzos anticorrupción.

El informe detalla que “para regresar a los niveles de 2014, México tendría que mejorar seis puntos más. México sigue siendo el país peor evaluado entre los integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en la posición 36 de 36 países miembros”.

También señala que los países en los que las elecciones y el financiamiento de los partidos son sometidos a la influencia indebida de intereses particulares, tienen menos posibilidades de reducir la corrupción.

“Los gobiernos deben afrontar urgentemente el rol corruptor de los grandes capitales en la financiación de los partidos políticos y la influencia indebida que se ejerce en nuestros sistemas políticos”, añade Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparency International.

En su cuenta de Twitter, Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública,  aseveró que el mundo toma nota del viraje radical que está imprimiendo Andrés Manuel López Obrador al Gobierno de México. 

https://twitter.com/Irma_Sandoval/status/1220387049745850369

Mediante un comunicado, la dependencia a su cargo destacó acciones como declaraciones patrimoniales transparente del gabinete legal y ampliado al 100%, nuevos formatos de la declaración patrimonial, sanciones a exfuncionarios de alto nivel, la lucha contra el clientelismo y el corporativismo así como la política de austeridad.