Algunos opinadores preveían que las gasolineras al quedarse sin combustible por el combate contra el huachicoleo, generarían la molestia de la gente y por consiguiente, la popularidad del Presidente Andrés Manuel López Obrador se desplomaría en sus primeros días de gobierno.

Sin embargo, sucedió lo contrario. El nivel de aprobación del Presidente López Obrador aumentó en los últimos días para ubicarse en 86 por ciento, frente a sólo un 13 por ciento de desaprobación.

De acuerdo con una encuesta realizada por Alejandro Moreno en El Financiero, la lucha contra el robo de gasolina es la medida más popular de AMLO en el último mes, con el 80 por ciento de las preferencias favorables de los mexicanos, contra un 12 por ciento desfavorable.

A pesar de las múltiples críticas de esos mismos opinadores en contra de la estrategia de comunicación del Presidente, las conferencias mañaneras tienen un 72 por ciento de opinión positiva y sólo un 8 por ciento de negativa.

Según el estudio realizado a nivel nacional vía telefónica a números residenciales y celulares de los mexicanos, el 65 por ciento de los mexicanos encuestados vio de manera positiva la actuación del  Presidente López Obrador en la explosión en Tlahuelilpan, donde perdieron la vida más de cien personas y sólo un 20 por ciento cree que las decisiones que se tomaron al respecto fueron deficientes.

Y no es la única decisión de AMLO que los mexicanos ven positivamente.

El anuncio realizado sobre la venta de automóviles blindados que posee el gobierno ha recibido la aceptación de un 64 por ciento, contra un 12 por ciento que la ve mal.

Mientras que la decisión del Presidente López Obrador de no reprimir a los maestros por los bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en los estados de Michoacán y Oaxaca, es respaldada por el 56 por ciento de los encuestados, frente a un 15 por ciento que está en contra.

Sobre la postura que el gobierno de AMLO ha tomado en política exterior respecto a Venezuela, al no reconocer a Juan Guaidó como Presidente y llamar a las partes a dialogar, el 54 por ciento de los mexicanos encuestados opinó favorablemente, frente a un 17 por ciento que desaprueba la postura tomada.

En este tema, un 29 por ciento de los mexicanos no rechazan la medida pero tampoco la apoya. Es decir, no tienen una opinión al respecto.

AMLO batea alto y hace jonrón

En el ejercicio estadístico, Alejandro Moreno incluyó una pregunta en la cual trató de medir la percepción de la gente sobre las acciones del nuevo gobierno en términos beisboleros, el deporte favorito del Presidente López Obrador.

Y los resultados de la analogía beisbolera fueron estos: el 67 por ciento de los mexicanos considera que AMLO batea alto y fuerte.

De ellos, el 34 por ciento de los mexicanos cree que el Presidente pegó un jonrón. Mientras que el 33 por ciento de los mexicanos opina que dio un batazo sencillo.

De los encuestados, sólo un 7 por ciento cree que el Presidente bateó de foul, mientras que 10 por ciento afirma que a AMLO lo poncharon en este mes. El 16 por ciento restante no tiene una opinión sobre el tema.

Cabe destacar que sólo un 25 por ciento de los entrevistados sabía que  el deporte favorito de López Obrador es el beisbol, un 3 por ciento creía que le gusta más algún otro deporte y el  72 por ciento no sabía cuál deporte es su favorito.