La titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, indicó que uno de sus principales objetivos en la dependencia es alcanzar mayor recaudación fiscal en México y, en días recientes, varias grandes empresas han sido testigos.

El SAT reveló esta semana que una empresa de telecomunicaciones líder en América Latina, sin mencionar nombres, regularizó su situación fiscal luego de haber recibido varias invitaciones de la autoridad para que lo llevara a cabo.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador y Raquel Buenrostro. Foto: Especial

La institución añadió que la cantidad con la que dicha empresa regularizó su situación fiscal fue con un pago de más de 8 mil millones de pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR).

La empresa a la que se refirió el SAT podría ser América Móvil, una de las empresas más relevantes en México, propiedad de Carlos Slim con dos grandes marcas en el sector de las telecomunicaciones, Telmex y Telcel.

Carlos Slim, el hombre más rico de México. Foto: Antonio Nava.

El martes pasado, la compañía de Slim anunció el pago de 8 mil 289.9 millones de pesos por el concepto de ISR, y que enteró al SAT conforme a la legislación aplicable en enero de 2020.

La cifra pagada fue correspondiente a los ejercicios fiscales entre los años que van de 2016 a 2019.

También la compañía Alsea anunció el pasado 14 de febrero que el SAT reclamó el pago de 3 mil 881 millones de pesos por obligaciones fiscales relacionadas con la adquisición de la cadena de restaurantes Vips a Walmart en 2014.

La empresa explicó que el SAT hizo una revisión de los aspectos fiscales relativos a la compra que la Alsea hizo a Walmart en 2014; la operación fue por 8 mil 200 millones de pesos e incluyó 361 restaurantes.

Tras la revisión, el SAT extendió un oficio de liquidación donde se reclama a Alsea el pago de impuestos por supuestos ingresos en la adquisición de bienes que alcanza la suma de 3 mil 881 millones de pesos, monto que incluye la actualización, recargos y multa.

Alsea es la operadora en México de importantes restaurantes y cafeterías, como Starbucks, Domino’s Pizza, P.F. Chang’s, entre otras.

También la empresa Walmart recibió reclamos por parte del SAT. El martes pasado la dependencia entregó un oficio de liquidación a la minorista Walmart de México y Centroamérica por 10 mil 559 millones de pesos.

Lo anterior relacionado a la revisión hecha a la transacción de 2014 entre Alsea y Walmart, en la que la minorista vendió a la operadora de restaurantes y cafeterías, 362 restaurantes, de los cuales 263 fueron Vips, 90 El Portón, 7 Ragazzi y 2 La Finca, por un monto de 8 mil 200 millones de pesos.

Al igual que Alsea, Walmart dijo estar evaluando las alternativas legales con las que cuenta para impugnar esa resolución.

Por último, la empresa Maxcom también se incluyó en las empresas que han sido llamadas por el SAT.

La empresa de telecomunicaciones dio a conocer que la dependencia emitió un oficio de liquidación en el que reclama el pago de impuestos por 631 millones de pesos.

“El monto liquidado tanto por concepto de impuesto sobre la renta como por impuesto al valor agregado asciende a la cantidad de 631 millones de pesos e incluye actualización, recargos y multas”, explicó la empresa.

No obstante, la empresa reveló que la liquidación emitida por el SAT es improcedente, y por ese motivo ejercerá los medios de defensa correspondientes, al aclarar que el citado crédito fiscal no es firme ni definitivo.