Andrés Manuel López Obrador, advirtió que exhibirá a jueces y magistrados que no actúan con legalidad y no respetan la impartición de justicia con la finalidad de que los ciudadanos se enteren de quienes podrían estar coludidos con la delincuencia.

En su conferencia del viernes pasado, AMLO dijo que siguen presentándose casos en los que los impartidores de justicia liberan a criminales, por lo que  de no cambiar la situación, aplicará un “quién es quién” en el Poder Judicial, tal como lo hizo en el caso de las estaciones de combustible que se abastecían con gasolina robada y tienen los precios más altos.

“Vamos a ser respetuosos del Poder Judicial, pero vamos a estar pendientes: si hay jueces que están liberando a presuntos delincuentes y que antes ni se sabía, ahora ya no, ahora habrá también un quién es quién en la justicia ¡Cero huachicol! No se permite el huachicol en nada”, advirtió este viernes durante su conferencia matutina.

Alexis N, alias ‘El Chofo’, presunto jefe de plaza del CJNG en Lagos de Moreno, Jalisco. Foto: Especial.

El anuncio coincide con el asesinato de un policía del municipio de Lagos de Moreno, Jalisco, presuntamente a manos de Alexis N, alias ‘El Chofo’, quien tres días después de ser liberado por un supuesto error en la carpeta de averiguaciones, buscó al elemento de seguridad que lo detuvo y lo asesinó a tiros.

El ‘Chofo’, un joven de 21 años de edad, —a quien se le atribuye ser el supuesto jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en la región alteña— fue detenido el 23 de abril del presente año por elementos del Ejército Mexicano, en el municipio Lagos de Moreno, Jalisco, por los delitos de homicidio y delincuencia organizada. Permaneció preso en el Centro Integral de Justicia Regional Sureste (CEINJURE), pero el juez Enrique Velázquez Martín lo liberó por un error en la carpeta de investigación.

El juzgador es padre del diputado del PRD en el Congreso de Jalisco, Enrique Velázquez González, quien preside la Comisión de Seguridad y Justicia. Ambos (padre e hijo) pertenecen al grupo político que controla la Universidad de Guadalajara desde hace casi 30 años, bajo el liderazgo de Raúl Padilla López.

Pero, además, existen señalamientos de que el juez de marras obtuvo su plaza en el Poder Judicial de Jalisco, dentro del nuevo sistema de justicia penal, sin haber cumplido con todos los requisitos exigidos. Su hijo, tuvo que deslindarse de haber influido para que su padre se viera beneficiado con ese cargo público: “Yo no nombro a jueces, yo no soy parte de ese asunto, mi papá tiene una carrera judicial, una carrera pues como abogado de toda la vida”.

Tras lo sucedido, López Obrador, acordó con el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, intervenir el Poder Judicial para revisar las prácticas de jueces y magistrados.

No es amenaza

En una entrevista concedida al diario Milenio, el constitucionalista Alberto Woolrich, manifestó que la advertencia del tabasqueño no debe ser vista como un amago al Poder Judicial, porque existe un reclamo legítimo de los ciudadanos para limpiar la corrupción que existe en la impartición de justicia.

Recordó como ejemplo el caso de Raúl Salinas de Gortari, hermano del expresidente Carlos Salinas, quien tras ser encarcelado por los delitos de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y el homicidio de Francisco Ruiz Massieu, exsecretario general del CEN del PRI, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, lo exonera y le regresa sus bienes, a sabiendas de que “se había identificado con pasaportes falsos”.

El abogado constitucionalista Alberto Woolrich. Foto: Especial.

“Si los jueces se corrompen, si los jueces están corrompidos, están poniendo en riesgo esa soberanía nacional. Yo creo que el mensaje del presidente, y no soy gente que compagine al mil por ciento con sus ideales, va dirigido a la situación de corrupción que impera en el medio”, señaló.