El Presidente, Andrés Manuel López Obrador, anunció que el acuerdo con los tenedores de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) ya abrió un camino para iniciar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

¿Eso qué significa?

El acuerdo con los tenedores de bonos

El mandatario resaltó que, al alcanzar este acuerdo, queda despejado el camino para construir el aeropuerto de Santa Lucía.

“Con esto ya se resuelve el problema, o se evita el estancamiento del problema, que se empantanara la solución al problema del aeropuerto. Ya, se resuelve, pues aunque se trata de una parte de los bonos ya va implícito y contempla el modificar reglas (…) que pueda el gobierno actuar con independencia”, aseguró.

Diseño del Aeropuerto en Santa Lucía. Foto: Especial

Indicó que con el acuerdo para la recompra de mil 800 millones de dólares de bonos se evita caer en problemas de especulaciones de inversionistas “buitres”, y se elimina la posibilidad de entrar en litigios mercantiles y de retrasos en la conformación del sistema aeroportuario del centro del país.

“Aunque la cantidad de bonos es mayor, es del orden de 6 mil millones, con estos mil 800 se destraba la posibilidad de llegar a un arreglo sin especulación y con libertad para el gobierno de tomar la decisión que más convenga”, dijo.

Durante su conferencia de prensa matutina del pasado viernes, el Presidente reconoció que en los días recientes le preocuparon las negociaciones de los funcionarios de la Secretaría de Hacienda con los representantes de los inversionistas en los bonos:

“Se tenía de plazo hasta ayer (miércoles) para llegar a un acuerdo, que no es personalizado, tiene que ver con el mercado, tiene que ver con una serie de factores. Influye mucho la confianza. Afortunadamente se logró que el plan de Hacienda funcionara. Se obtuvieron buenos resultados. Esto nos preocupaba un poco, porque, de lo contrario, iba a significar pleitos, litigios y retrasar nuestra acción para resolver, en definitiva, el problema de la saturación del actual aeropuerto de la Ciudad de México”, indicó.

Ejército a la obra

El Presidente indicó que se descarta que se licite la obra para Santa Lucía, pues el Ejército Mexicano construirá las pistas y la terminal en la base militar.

“Ellos tienen la capacidad para hacerlo y se les está asignando recursos para ese propósito. Ya se tiene el proyecto para unir el aeropuerto actual con Santa Lucía, lo que va a ser la comunicación confinada”, declaró.

Añadió que las empresas constructoras con contratos para Texcoco podrán participar en obras para las vías de acceso a Santa Lucía.

Así luce la entrada a la base aérea de Santa Lucía, donde se construirá el nuevo aeropuerto internacional.

El secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, ya había anunciado que la construcción del aeropuerto estaría a cargo de ingenieros militares.

En espera del dictamen

López Obrador explicó que sólo se espera la entrega de un dictamen para establecer la ubicación y orientación de las pistas de aterrizaje para presentar públicamente la versión final del proyecto, lo cual podría suceder en enero del 2019. 

Plan maestro del Aeropuerto en Santa Lucía. Foto: Especial

El mandatario expuso que el gobierno federal “no va a perder el tiempo” e iniciará la construcción del nuevo aeropuerto internacional en Santa Lucía, Estado de México, en enero del 2019. Para marzo, se comenzaría a construir la primera pista y la terminal aérea estaría lista en tres años.

“No vamos a perder tiempo, ayer ya se presentó el proyecto de la construcción de las pistas en Santa Lucía  que vamos a cumplir el compromiso que esté en tres años (…) iniciamos ya en enero en Santa Lucía, el mes próximo, estamos hablando de estudios, vamos a tener ya maquinaria pesada trabajando en Santa Lucía. Si mal no recuerdo, porque ayer me presentaron el programa, va a ser en marzo la construcción de la pista”.

Además, AMLO anunció que aquellas empresas constructoras que habían recibido contratos para el aeropuerto de Texcoco podrán participar en la construcción de las vías de acceso para Santa Lucía y en otros proyectos en los que sí se abrirá a licitaciones.

“Se está llegando a un acuerdo. Hay mucho trabajo, hay mucha obra, hasta diría que van a faltar empresas, porque tenemos muchas obras (…) Por ejemplo, vamos a licitar lo del Tren Maya, son siete tramos. 150 mil millones de pesos aproximadamente; la refinería ya tiene presupuesto, sólo este año, 50 mil millones y no lo puede hacer una sola empresa”, puntualizó.

Proyección del Aeropuerto en Santa Lucía. Foto: Especial

De acuerdo con el Presidente, se hubiese decidido continuar con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en el lago de Texcoco, únicamente se hubiesen tenido dos pistas construidas en el 2024.

“Ahora en tres años, vamos a contar con cinco pistas, pero les adelanto, además, de que nos vamos a ahorrar, a de cuanto menos 100 mil millones de pesos, ayer se presentó el proyecto y se está estimando una inversión de alrededor de 70 mil millones de pesos para resolver el problema”.