Durante días el Presidente Andrés Manuel López Obrador se había resistido a llamar a los ex mandatarios de México por su nombre, pero esta mañana en su conferencia de prensa no se aguantó las ganas y acusó a Carlos Salinas de Gortari de ser el “padre de la desigualdad moderna”.

Todo inició con la pregunta de una reportera sobre la caída de México en el índice de corrupción y  la posibilidad de que se abran investigaciones sobre los casos relacionados a este delito en los anteriores gobiernos.

Ante esto, AMLO respondió:

“Yo ya he hablado mucho de que todas las investigaciones que están en curso sobre delitos de corrupción; hechos de corrupción, dicen los abogados que no hay delitos de corrupción; tiene que continuar, no somos tapadera de nadie. Todas las investigaciones que están abiertas deben de definirse y castigarse a los responsables, que no haya impunidad. Ese es mi planteamiento”.

Luego AMLO insistió que no quiere “caer en lo espectacular, como lo hacían antes: va a la cárcel este político, un pez gordo. Pura faramalla y seguía el régimen de corrupción. Son los chivos expiatorios, entonces ya basta con eso. Yo estoy haciendo una condena política al sistema, al régimen neoliberal que fue un desastre para México, porque no hubo ni siquiera crecimiento económico, lo que hubo fue crecimiento en la pobreza”.

Tras estas palabras, López Obrador comenzó a hacer un diagnóstico sobre la situación actual del país, la cual dijo es producto de un régimen neoliberal que beneficio a la élite económica y al gobierno, dos entes que destacaron por su corrupción, lo que no sucedió con el pueblo, pues según él, es honesto.

“Poder económico, poder político, los dos poderes que se alimentan mutuamente, son de lo más corrupto, o eran de lo más corrupto, no el pueblo de México (…) Esto es fruto podrido de la política neoliberal, que fue una política de saqueo”.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Especial

AMLO profundizó tanto su análisis sobre el país que no tuvo de otra más que nombrar al ex Presidente Carlos Salinas de Gortari como el “padre de la desigualdad moderna”, pues fue con él que las políticas del neoliberalismo se consolidaron mediante la privatización de un sinfín de empresas estratégicas que en ese entonces eran propiedad del Estado mexicano.

“Busquen en el diccionario qué es privatizar. Y la definición es convertir lo público en lo privado, eso fue lo que hicieron. Y creció también como nunca la violencia. Creció la desigualdad, cuando empezó la política de privatización, creció la desigualdad en México. Y se puede probar”, dijo. “¿Saben en qué sexenio creció más la desigualdad. En el sexenio de Salinas. Salinas es el padre de la desigualdad moderna. Más pobreza, más corrupción, más violencia. Mi condena es al régimen”.

El ex Presidente Carlos Salinas de Gortari. Foto: Especial

Después de lanzarse con todo contra el ex Presidente, López Obrador arremetió contra los que siguen defendiendo al anterior régimen neoliberal y señaló que si se quiere sancionar o enjuiciar a responsables por los actos de corrupción del pasado, su gobierno irá por los de arriba, quienes “impulsaron el modelo, quienes estaban a la cabeza de los gobiernos”.

“Imagínense el daño que causaron quienes solaparon este régimen de corrupción, de injusticias, de privilegios. Esta política antipopular, entreguista. A quienes hasta les pagaban por aplaudir”.

En noviembre del año pasado, diez días antes de convertirse en Presidente, López Obrador prometió que desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto serían enjuiciados y podrían ser encarcelados si los mexicanos así lo decidían.

En entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva en Imagen Noticias, López Obrador indicó que la decisión de enjuiciar y mandar a la cárcel a los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, dependerá de la presión interna en el país.

“Va a depender de lo que digan los mexicanos. Va a depender de la presión interna. Para castigar a los responsables de la tragedia nacional de la crisis de México tendríamos que empezar con los de arriba, desde que inició esta política, los de arriba, no chivos expiatorios como ha venido sucediendo”.

–Desde arriba son cinco personas: Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto– lo cuestionó Ciro Gómez Leyva.

–Así es, los Presidentes– respondió AMLO.