A dos años del aplastante triunfo  de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en la elección presidencial, el 68,4 por ciento  de los mexicanos aprueba la gestión del mandatario, según una encuesta de SIMO Consulting para el diario EL PAÍS.

Solo un 31.6 por ciento muestra su desaprobación, y ello obedece al  tratamiento que su gobierno ha dado a la seguridad, los feminicidios y la pandemia de COVID-19. En ese sentido, el Gobierno de México, evitó un confinamiento drástico como en otros países del mundo, y la mayoría de los encuestados, en un baremo de 1 a 7, considera que se debe priorizar la recuperación económica a la del control del contagio.

En materia de seguridad, señala El País,  López Obrador heredó un país bañado en sangre y prometió que pacificaría México, sin embargo las cifras en materia de violencia no han disminuido.

No obstante, el 58 por ciento de los encuestados tienen una opinión buena sobre la Guardia Nacional,  y 71.4 por ciento considera adecuado que el Ejército realice tareas de seguridad, confirmando la apuesta en la militarización que ha realizado el Ejecutivo.

Asimismo, el 44 por ciento de la población encuestada considera que el combate al robo de combustible —conocido  como huachicol—, se ha reflejado en una disminución de ese delito, mientras que el 27,5 por ciento asegura que sigue igual que antes.

Además, la mayoría de los mexicanos respaldan mayoritariamente las obras más importantes del Gobierno de AMLO como la Refinería de Dos Bocas, Tabasco, el Aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya.

De cara a los comicios electorales del próximo año, Morena, continúa en las preferencias, sin embargo ya no tiene el respaldo del 52.8 por ciento que afirmó haber votado por ese partido en el 2018. Solo el 28 por ciento estaría dispuesto a repetir el apoyo a Morena.

“Muy por detrás le siguen el conservador PAN (10,2 por ciento) y el PRI (8,9 por ciento) en la intención del voto. El 44% de las personas consultadas aseguró que nunca votaría por el PRI”, señala El País.

Destaca que a un año de los comicios,  el 36,6 por ciento del electorado continúa indeciso y no sabe aún qué proyecto apoyará.