Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 20 noviembre, 2017

Scroll to top

Top

7 Comentarios

Enrique Krauze, el contratista intelectual consentido de Peña Nieto

Enrique Krauze, el contratista intelectual consentido de Peña Nieto

Por: César Octavio Huerta (@zorrotapatio) y Jorge Gómez Naredo (@jgnaredo)

Enrique Krauze siempre se ha asumido como un “intelectual” libre que no tiene vínculos con los gobiernos en turno. Argumenta, cada que puede, que lo que él dice es lo que piensa y que no hay en sus palabras ningún interés económico, que él critica y fustiga porque así se lo dicta su ideología liberal y “democrática”. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Hay algo que une a Krauze con el actual gobierno federal. Y ese algo se llama negocios.

El historiador Enrique Krauze se ha convertido en un contratista consentido de Enrique Peña Nieto. Desde que el priista llegó al poder, el director de Letras Libres ha sido beneficiado con 53 millones de pesos.

La Editorial Clío Libros y Videos S.A. DE C.V, de la cual Krauze funge como director y dueño, ha signado múltiples contratos, la mayoría mediante adjudicación directa, con dependencias del Gobierno Federal. Y no sólo áreas relacionadas con el ámbito cultural.

Clío puede presumir el haber entablado negocios con dependencias como la Procuraduría General de la República, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Educación Pública, el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Secretaría de Desarrollo Social y hasta con la Comisión Nacional Forestal.

Enrique Krauze. Foto: Especial

Los beneficios de ser un contratista “intelectual” consentido

2013

La empresa de Enrique Krauze entabló una fructífera relación con el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto a partir de 2013. En dicho año, Clío consiguió cinco contratos:

El primero se dio en octubre (ver) y fue con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA). Fue de 3 millones 480 mil pesos para prestar “servicio integral de producción, post producción, transmisión y promoción de dos programas histórico documentales en televisión abierta nacional”.

En ese mismo mes se signó el segundo contrato (ver), éste con el Fondo de Cultura Económica. Fue por 1 millón 160 mil pesos para la realización y producción de un documental histórico de una hora que tuviera como tema central el 80 aniversario del FCE.

El tercer contrato se firmó en septiembre (ver), y fue con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por 1 millón 483 mil pesos. El concepto: “radio, televisión y cine”. Hubo, ese mismo mes, otro contrato (ver) con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por 3 millones 317 mil 737 pesos para difundir en spots de televisión “campañas institucionales”.

En diciembre de ese año se firmó un contrato más (ver) con la Secretaría de Energía (Sener) de 1 millón 724 mil 137 pesos. El motivo: generar spots de televisión relacionados con la Reforma Energética.

Este contrato, quizá, explique muy bien porque Enrique Krauze fue uno de los más férreos impulsores de la privatización del petróleo. Sus artículos en dicha época pedían la apertura del sector energético a capital extranjero.

Enrique Krauze en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Foto: Diego Zavala Scherer/FIL

2014

Los primeros seis meses de 2014 no fueron buenos para la Editorial Clio, pues no recibió ningún contrato por parte del gobierno federal. Sin embargo, los tiempos mejoraron en julio. En ese mes la empresa de Enrique Krauze firmó un contrato (ver) con el IMSS por 2 millones de pesos. El concepto: “radio, televisión y cine”. Dos meses después, obtuvo otro (ver) con la Secretaría de Salud por 202 mil 188 pesos para prestar los servicios de difusión en televisión de la campaña “Chécate, mídete, muévete”.

A finales de 2014, en el mes de diciembre, la editorial de Krauze obtuvo dos contratos con la administración que encabeza Peña Nieto. El primero (ver) fue con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social por 1 millón 862 mil 44 pesos para difundir la campaña institucional “Crezcamos juntos” y el segundo con la Secretaría de la Defensa Nacional por 1 millón 740 mil pesos para la “producción y difusión de un documental”.

Enrique Krauze arropado por políticos del PRI, PAN y el PRD. Foto: Especial

2015

El año de 2015 comenzó bien para Clío, ya que nada más iniciar enero, firmó un contrato (ver) con el IMSS por 700 mil pesos para “radio, televisión y cine”. En febrero arregló la prestación de servicios (ver) con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para la difusión de una campaña de la Cruzada nacional contra el hambre por 500 mil pesos, además de uno con el Colegio de Michoacán (ver) por 43 mil 355 pesos para la coedición de la obra “Hidalgo: maestro, párroco e insurgente”.

En agosto de 2015 Clío fue beneficiada por la Procuraduría General de la República con un contrato (ver) por 2 millones de pesos para la transmisión de spots de radio y televisión del tercer informe de gobierno de Enrique Peña Nieto.

En noviembre de 2015, firmó un contrato más (ver) con la Secretaría de Salud por la cantidad de 4 millones 308 mil 769 pesos por el concepto de “servicio de difusión” y otro más con la Sedesol (ver), por 1 millón 999 mil 610 pesos para difundir la campaña “acciones sociales”.

Ese año la editorial obtuvo tres contratos más: uno con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (ver)  por 1 millón 929 mil 170 pesos para la campaña “residuos sólidos”; otro con la Comisión Nacional Forestal (Conafor) (ver) por 1 millón 723 mil 498 pesos para la transmisión de spots de una campaña publicitaria de reforestación; y uno más (ver) con la Comisión Nacional del Agua por 1 millón 999 mil 610 pesos para el “servicio de difusión de la campaña de protección a los centros de población, prevención y responsabilidad en medios de comunicación”.

Es decir: 2015 fue un buen año para Enrique Krauze y su empresa.

Enrique Krauze con el gobernador de Morelos Graco Ramírez y la esposa de éste. Foto: Especial

2016

A partir de 2016, la editorial Clío de Enrique Krauze comenzó a recibir más contratos y cada vez más jugosos. En mayo de 2016 firmó con la Secretaría de Cultura (ver) uno por 9 millones de pesos para la realización del documental “La literatura moderna en México 1950-2000”. Vale la pena resaltar aquí que dicho precio superó casi nueve veces el del documental que la misma empresa realizó en 2013 para el Fondo de Cultura Económica, el cual costó poco más de un millón de pesos.

Editorial Clio entabló buena relación con la Secretaría de Educación Pública (SEP), y en septiembre firmó con dicha dependencia un contrato (ver) por 1 millón 219 mil 247 pesos y, un mes después, otro por 628 mil pesos (ver). Los servicios que la empresa de Enrique Krauze prestó fueron para realizar campañas publicitarias en televisión, radio, medios, periódicos y revistas de la “Reforma Educativa” y del nuevo “Modelo Educativo”.

Esto resalta, pues Krauze, desde sus espacios de opinión en periódicos y revistas, ha defendido la reforma educativa emprendida por el gobierno de Enrique Peña Nieto, y en no pocas ocasiones ha criticado las reacciones de los profesores que han protestado contra dicha reforma.

Pero la buena relación de Krauze con la SEP no terminó en estos dos contratos. Casi al finalizar el 2016, Clío consiguió un contrato (ver) (en adjudicación directa, por supuesto) por 1 millón 600 mil pesos para prestar el “servicio de producción para el documental ‘Jaime Torres Bodet’ de la campaña de comunicación social denominada “quehacer educativo”.

Enrique Krauze. Foto: Especial

2017

En 2017 Clio solamente ha recibido un contrato del gobierno (ver) de Enrique Peña Nieto. Éste fue firmado en junio con la Secretaría de Cultura por un monto de 9 millones de pesos. La cuestión aquí es que el servicio que se supone prestaría Clio a la Secretaría de Cultura ¡ya lo había hecho en 2016! Sí, en el contrato se estableció que el servicio que la empresa de Enrique Krauze daría al gobierno sería para la realización del documental “La literatura moderna en México 1950-2000”, concepto que ya había aparecido en un contrato similar en 2016. Incluso, el documental de referencia, había sido difundido vía YouTube casi un año antes de que se firmara este nuevo contrato.

Enrique Krauze con el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco. Foto: Especial

Yo escribo según los ceros del contrato

Editorial Clío, Libros y Videos S.A de C.V se anuncia en su página de LinkedIn como una empresa de producción multimedia, fundada en 1991, la cual tiene entre 11 y 50 empleados. En la página web oficial de Clio, se menciona:

“Clío TV, casa productora de documentales históricos, que tiene por objetivo poner al alcance de todos, los acontecimientos más importantes que ha vivido México a lo largo de su historia.

“Por cerca de diecinueve años ininterrumpidos y bajo la dirección de Enrique Krauze, Clío ha llevado a los hogares de México a través de Televisa, más de 500 programas sobre la historia de México”.

Enrique Krauze. Foto: Especial

Parece ser, pues, que la vitalidad de esta empresa depende de la buena relación que su director, Enrique Krauze, mantenga con el gobierno en turno y claro, con Televisa, un aliado desde hace muchos años de Clio.

En total, desde que Enrique Peña Nieto es presidente, la Editorial Clío de Enrique Krauze ha recibido recursos públicos por 53 millones 620 mil 365 pesos.

¿Acaso este dinero impacta en lo que Enrique Krauze, quien se asume como “libre” y neutral, escribe acerca de los movimientos sociales, de las protestas en contra del gobierno, de la izquierda “radical” y de Andrés Manuel López Obrador?

Los contratos ahí están, y los artículos de Krauze también.

Comentarios

  1. Alejandro Delgado

    La Jornada, Proceso y otras publicaciones también reciben pago por concepto de publicaciones gubernamentales de diversa índole. Es bastante obvio que las publicaciones y/o servicios de información que tienen más circulación y prestigio reciban más inserciones de parte no solo del gobierno sino de empresas u otros servicios publicitarios. Las publicaciones de Marx, por ejemplo, eran impresas y puestas en circulación en Europa por empresas como Clio, algunas propiedad de acaudalados ingleses y franceses e incluso Engels fue pionero empresario en publicar el manifiesto comunista. La mala leche escurre por doquier y los mesiánicos ordeñan las vacas.

    • Aliocha

      Todos sabemos que estos “intelectuales” siempre serán pro-gobierno, siempre justificaran a papa gobierno, haaa claro siempre que les vaya bien, lo mas curiosos es que este tipejo krauze y otros se la han pasado criticando y atacando a lopez obrador, y acaso el es presidente? el tiene al país hecho mierda?, cuestionan a obrador y al presi ni lo tocan.

    • Jose Flores Martinez

      NO SE PUEDE ESCONDER EL FAVORITISMO del DESGOBIERNO de PEÑA NIETO HACIA KRAUZE y OTROS ALIADOS y SOCIOS del SISTEMA CORRUPTO que NOS ASFIXIA. KRAUZE ES UN DEFENSOR DEL STATUS QUO y MUCHOS MEXICANOS CONCIENTES ESTAMOS EN CONTRA DEL MAL USO QUE ESTE GOBIERNO CANALLA DA A LOS IMPUESTOS QUE PAGAMOS.

    • Héctor Rangel

      Claro reciben dinero por los espacios comprados para publicidad. No porque les encarguen hacer una nota o reportaje (proceso, la jornada) quizá otras publicaciones -aguilar camin-, quizá un publireportaje a lo cual va identificado como tal. A Krauze si le encargan “trabajos”

    • guillermo estrada

      Sr. Delgado, con respeto le digo que sufre de una patología oftalmológica o de plano no quiere ver lo que la mayoría vemos en nuestras narices.

  2. Juan Pérez

    Alejandro,
    De verdad vas a comparar a Marx y la importancia que aún sigue teniendo con Krauze? Marx fue perseguido por diversos estados europeos tendiendo que salir en calidad de exiliado. También murió en pobreza extrema. La familia de Engels sí tenían dinero (eran burgueses) pero decir que había empresas como Clío que hacían circular los escritos de Marx es como decir que Clío hace circular los escritos de los Zapatistas. Otro error, Letras Libres es menos relevante que las revistas que citas y si ves los contratos podrás corroborar que el mismo gobierno de EPN compra una importante cantidad de ejemplares de LL–si no fuera así su circulación sería tan pobre que probablemente dejaría de existir. LL es parte del aparato ideológico del estado y Krauze un vendido.

  3. Sergio J Tanus

    Es cierto lo que se menciona pero, abría que aclarar que esto ha sido desde el gobierno de Fox, Clio ha realizado programas para diversas dependencias del gobierno

Enviar un comentario