En entrevista con El Heraldo, el director del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit), Carlos Martínez Velázquez, indicó que existen alrededor de 650 mil viviendas abandonadas, y que, en una primera etapa, la dependencia que dirige recuperará 171 mil.

Con la ayuda del sector privado, de actores municipales y estatales, se pretende recuperar las viviendas abandonadas, y en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) se busca hacer que espacios públicos y de viviendas sean más dignos.

“Vamos a iniciar en aquellos lugares donde se cruza con el programa de Mejora Urbana que está impulsando la Sedatu. Este programa consiste en invertir dinero en infraestructura social en municipios o áreas municipales con mayor marginación. Esto permite recuperar la plusvalía y conectar la ciudad (…) hacerlas verdaderamente humanas y vivibles”.

Martínez Velázques afirmó que no todas las viviendas abandonadas son recuperables, y que se evaluará cuántas más, además de las 170 mil que se espera en esta primera etapa, podrían serlo.