El periodista Sergio Sarmiento volvió a mostrar el cobre y su talante de derecha, negando que en Bolivia se haya suscitado un golpe de Estado contra Evo Morales, hoy asilado en México por el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante su intervención en el programa Tercer Grado de Televisa, Sarmiento se jactó de “tener otros datos” y de forma burlona, comparó lo blando que fue el golpe de Estado contra Evo Morales si se le compara con  el de Francisco Madero  y Salvador Allende. 

“No veo por donde pueda ser un golpe de Estado, ya me imagino a Victoriano Huerta sugiriéndole a Madero que renuncie o a Pinochet pidiéndole a Salvador Allende que renuncie, sin tomar medios de comunicación, sin desplegar tropas en la calle, sin tomar el control del gobierno, simple y sencillamente no veo por donde sea un golpe de Estado” dijo Sarmiento.

Sarmiento defendió el papel de las Fuerzas Armadas en Bolivia al obligar a Evo Morales a renunciar a su cargo de Presidente y hasta presumió que el Ejército no haya sido usado para reprimir a la gente.

El periodista de Televisa incluso alentó de forma irónica a que hubiera más golpes de Estado como el de Bolivia en México y otros países.

“No hay un golpe de Estado… Lo que si vimos es que el Presidente les ordenó que combatieran la rebelión y las Fuerzas Armadas no combatieron la rebelión, no obedecieron, si eso es un golpe de Estado, ojalá que tengamos muchos golpes de Estado” dijo Sarmiento, entre algunos sonidos de asombro hechos por sus propios compañeros panelistas.

Evo Morales, momentos antes de ser víctima del Golpe de Estado. Foto: Especial

Tanta fue la sorpresa que causó entre los panelistas por su atrevimiento, que el conductor del programa Leopoldo Gómez, trató de hacerle ver su error, dejándole en claro que una cosa es que el Ejército no estaba dispuesto a combatir al pueblo y otra cosa es convertirse en actor político y obligarlo a renunciar.

Pese a eso, Sarmiento siguió defendiendo su posición de derecha a ultranza. 

“Si eso es un golpe de Estado, realmente estamos cambiando la definición. No veo un golpe de Estado, no veo que el Ejército tome el control” expresó el periodista y defendió el nombramiento de la nueva “Presidenta”, Jeanine Áñez, quien fue llevada al Congreso por los propios militares.