Durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari se privatizaron varios bienes públicos, dando como resultado a multimillonarias familias que, recientemente, han protagonizado un sinnúmero de escándalos que terminan por tenerlo a él como común denominador.

Casos como la secta sexual NXIVM, donde participaron sus hijos Emiliano y Cecilia Occeli, o la compra irregular de plantas fertilizantes de Petróleos Mexicanos (Pemex), han sido algunos de los escándalos recientes que asechan a una misma élite.

Al respecto, el analista político del Tecnológico de Monterrey, José Fernández Santillán, dijo a SinEmbargo que Carlos Salinas ha tenido un escudo protector importantísimo en los últimos años.

“Desde Salinas hasta Enrique Peña Nieto empiezan a mandar los tecnócratas y se combina con la decadencia de nuestro país, porque es una élite que se aleja de la sociedad, prioriza a los empresarios y hace negocios a gran escala”, dijo.

Carlos Salinas de Gortari. Foto: Internet

Por su parte, el analista político de la Universidad de Guadalajara, Enrique Toussaint, dijo que las privatizaciones del sistema bancario, la industria siderúrgica y Teléfonos de México sirvieron a Salinas para construir una élite económica que sigue mandando en el país y que apoyó a los mismos proyectos políticos que les aseguraban sus ganancias y el control de la riqueza.

“Vicente Fox no lo tocó ni con el pétalo de una rosa, Felipe Calderón tampoco y es porque aunque eran de partidos distintos, los intereses económicos y empresariales eran los mismos. Después llegó Enrique Peña Nieto que es del centro político de Salinas”, expuso.

“En México hay impunidad, y la gozan los ex Presidentes””

Durante sus campañas a la presidencia, el actual mandatario Andrés Manuel López Obrador, se refirió constantemente a Salinas como el líder de la “mafia del poder” o el “padre de la desigualdad”.

Además lo señaló por privatizar bienes públicos y generar pobreza y violencia a raíz del periodo neoliberal que inició en su gobierno, junto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994.

“Todo esto se provoca desde la época de Salinas, desde que intensificaron la aplicación de la llamada política económica neoliberal. Dejaron su apoyo al campo, se dejaron de crear empleos, se abandonó a los jóvenes y se descompuso la situación económica y social, eso es lo que ha llevado a esta inseguridad y violencia”, dijo Andrés Manuel López Obrador en Tepezala, Aguascalientes, en abril de 2016.

Posteriormente, AMLO también pidió a Salinas que diera a conocer su declaración patrimonial, fiscal y de posibles conflictos de interés. “¿Cuánto tiene en acciones? ¿Cuánto dinero tiene? ¿Cómo es que se mueve en avión privado? (…) Jamás se le ha tocado ni con el pétalo de una rosa”, expresó en ese año.

No obstante, López Obrador ya como Presidente ha dicho que sólo se hará la consulta para enjuiciar a los ex mandatarios “si es mucha la exigencia” de la ciudadanía, pues no consideraba que fuera la mejor persecución.

Sobre esa situación, José Fernández Santillán consideró que hay una justicia selectiva, pues es el Presidente quien decide a quién se le aplica la ley y a quién no.

“Pone a funcionar aquello que decía George Orwell: todos somos iguales, pero hay unos más iguales que otros. Entonces, en México hay impunidad, y la gozan los ex Presidentes”, dijo.

Por su parte, Toussaint dijo que se trata más de un acto de prevención y aclaró que las consultas ciudadanas deberían usarse para decidir políticas públicas, no acciones judiciales.

“Si se mete de fondo a tratar de mostrar los casos de corrupción de las décadas pasadas, se quedaría atorado porque su proyecto de gobierno y las políticas públicas enfrentarían muchísimos problemas ya que esta élite se va a mover con tal de desestabilizar. Les mandó la banderita blanca. Los exhibe públicamente, los amenaza, pero hasta ahí porque es gente muy poderosa”, indicó.

Justificaciones de Salinas

En numerosas entrevistas y conferencias, Salinas de Gortari ha asegurado que los recursos obtenidos por las privatizaciones se usaron para pagar parte de la deuda interna y para más gasto social sin déficit fiscal, y que todo está documentado en informes del Banco de México (Banxico).

Carlos Salinas de Gortari. Foto: Especial

El ex Presidente también ha reconocido que luego del TLCAN se tomaron “malas decisiones” y responsabiliza a Ernesto Zedillo, su sucesor, de la crisis económica de 1995.

Luego, en 2017 dijo que la inseguridad, la injusticia y el insuficiente crecimiento económico, así como los problemas de transparencia eran los conflictos económicos de México.

¿Y qué pasa con NXIVM?

En medio de este escándalo los nombres de Emiliano y Cecilia Salinas Occelli han jugado un papel muy importante, luego de que se les viera en un video bailando una coreografía o cantando “Las Mañanitas” al líder de esa secta sexual, Keith Raniere, en aggosto de 2016.

Emiliano trabajó por 15 años en Executive Success Programs (ESP), empresa en México relacionada con la secta, dedicada a enviar correos para desacreditar a los enemigos del grupo o a quienes deseaban abandonarlo, según un agente del FBI.

“Que un hijo de un ex Presidente sea capaz de participar en una red de maltrato, secuestro y violaciones retrata a una élite descompuesta y corrupta”, dijo a SinEmbargo el analista Enrique Toussaint.

La familia Salinas. Foto: Agencia Reforma.

Por su parte, Cecilia Salinas era licenciataria de Raimbow Cultural Garden una escuela creada por Raniere que ofrece educar a los niños de preescolar en siete idiomas. Además es dueña de los derechos de Jness, un programa de NXIVM creado supuestamente para empoderar a las mujeres.

El caso se está investigando en Estados Unidos, pero no en México y, sobre el tema, el académico José Fernández Santillán cuestionó por qué si López Obrador dijo que no importaba qué tan alto fuera el funcionario y nadie por encima de la ley, “es hora que lo demuestre y se pida el expediente o coadyuvante en las investigaciones”.

Pemex y sus plantas chatarra

El Presidente López Obrador ha afirmado que se investigan plantas de Pemex privatizadas durante el Gobierno de Carlos Salinas y que fueron adquiridas en el sexenio pasado, en medio de señalamientos de compra-venta de las plantas con sobreprecio Fertinal y Pajaritos.

En estos casos se involucra al ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin -prófugo de la justicia-, al director de Altos Hornos de México, Alonso Ancira y presuntamente al ex Presidente Enrique Peña Nieto.

El Gobierno de Salinas vendió en 1990 la empresa Fertilizantes Mexicanos (Fertimex) por 317 millones de dólares y después ésta se convirtió en Fertinal. En 2016, Pemex Fertilizantes, al mando de Lozoya, pagó 55 millones de dólares por esa planta, calificada como improductiva por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

“Con la privatización que inicia Carlos Salinas se desmantela Fertimex y posteriormente, esto ya en el gobierno pasado, se toma la decisión de adquirir plantas que se habían privatizado desde la época de Salinas”, planteó López Obrador.

En marzo de este año, AMLO anunció que se planea comprobar la compra con sobre costo de Fertinal para luego presentar la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Además, Enrique Peña Nieto fue señalado en una investigación en Estados Unidos por el supuesto soborno que recibió por autorizar a Pemex Fertilizantes la compra a sobre precio de Fertinal, publicó El Universal tras revisar documentos del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En la compra de Fertinal también se adquirieron las unidades productivas ABSA, en Lázaro Cárdenas, Michoacán y ROFOMEX, en San Juan de la Costa, Baja California Sur.

“Si integramos estas plantas y las rehabilitamos, podemos estar produciendo la mitad de fertilizantes de lo que consumimos. Esa es una opción, pero tenemos que cuidar bien para no echarle dinero bueno al malo, o sea, ver costo-beneficio”, dijo López Obrador.

Por su parte, Pemex compró en 2014 la planta Pajaritos-Coatzacoalcos, Veracruz, a AHMSA, también a sobre precio por 475 millones de dólares, sin importar que estuviera en pésimas condiciones.

Altos Hornos de México fue comprada por Alonso Ancira en 1991, durante el Gobierno de Salinas. El Wall Street Journal publicó que la esposa de Ancira era “como una hermana” para Cecilia Occeli, entonces esposa de Salinas, en cuyo gabinete estaba Emilio Lozoya Thalmann, padre del ex titular de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

Luego de dicha transacción, Altos Hornos de México transfirió más de 3 milllones 700 mil dólares a las cuentas de Grangemouth Trading Company, una firma offshore de la constructora Odebrecth, de donde salieron los 5 millones de dólares transferidos a Zecapan SA, a donde se depositaron los sobornos para Lozoya Austin, según la investigación publicada por Quinto Elemento Lab.

Las cuentas bancarias de AHMSA fueron congeladas pero en días pasados la Unidad de Inteligencia Financiera ordenó que fueran desbloqueadas.

Los privilegios a Sierra Oil & Gas

La empresa Sierra Oil & Gas, en consorcio con Talos Energy y Premier Oil, recibió los bloques petroleros dos y siete frente a las costas de Veracruz y Tabasco durante la primera licitación de aguas someras de la Ronda Uno en abril de 2015.

Dicha firma nació en 2014 con inversión de la empresa Infraestructura Institucional, fundada por Jerónimo Gerard Rivero, cuñado de Carlos Salinas de Gortari y del ex director de Pemex, José Antonio González Anaya.

Refinería Miguel Hidalgo

Luego, Infraestructura fue comprada por la mega firma financiera BlackRock, una de las principales socias de la petrolera con la Reforma Energética.

Sierra Oil & Gas emitió un comunicado en el que reconocía contar con el aval financiero de Infraestructura Institucional, un fondo mexicano público como inversionista minoritario, pero negó cualquier información que insinuara la “participación indebida de terceras personas en la empresa”.

Dicha empresa fue adquirida en marzo pasado por la petrolera alemana DEA Deutsche Erdoel AG, luego de que la Comisión Nacional de Hidrocarburos de México (CNH) y la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) lo aprobaran.