La controversial gestión de Gerardo Ruiz Esparza en el servicio público, ex titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en el sexenio de Enrique Peña Nieto, estuvo también vinculada con el ex Presidente Vicente Fox.

Una de las empresas de Fox, Servicios Corporativos Sociales SA de CV, conglomerada en el Centro Fox, fue contratada por la SCT para llevar a un equipo de “conferencistas de liderazgo y abundancia” a un curso de un día en 2014. El costo fue de 190 mil 125 pesos.

Las conferencias desprendidas de este curso se desprendían del programa MIQ Líderes o “de inteligencias múltiples” que el Centro Fox ofreció entre 2013 y 2018, en colaboración con The Brain Trust Fundation.

Las ponencias consistían en ayudar a los asistentes a desarrollar habilidades con base en la inteligencia emocional y creativa. Para llevar a cabo estas clases, Fox contrató a Tony Buzan, inventor de los “mapas mentales”.

También participaron Deepak Chopra, experto en la mezcla de medicina moderna, mente y cuerpo; la pintora Lorraine Gill; el ajedrecista británico Raymond Keene y, claro, Vicente Fox.

Deepak Chopra, médico, escritor y conferencista indio.

En un video institucional de 2013, el Centro Fox explicaba que uno de los objetivos de este programa era formar líderes con orientación humana, compasivos y de servicio, mediante técnicas como la motivación y la autoayuda.

Fox, por ejemplo, hablaba de su experiencia en Los Pinos y cómo había logrado ganar empatía con la ciudadanía.

Talleres contratados a Fox

Según el portal de Obligaciones y Transparencia de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza autorizó la contratación de estos cursos al Centro Fox:

  • El Arte de la Ciencia y la Ciencia del Arte, impartido en abril de 2014
  • El Líder en el nuevo Renacimiento, impartido el 21 de abril de 2014
  • Seguimiento de Proyecto, impartido el 28 de abril de 2014
  • Meta-herramientas y aplicaciones, impartido el 7 de abril de 2014

En total, la SCT pagó a Centro Fox 760 mil 500 pesos.

¿Qué es Servicios Corporativos Sociales?

Esta empresa fue creada en enero de 2009 por Vicente Fox y, según sus escrituras su objetivo social es brindar educación de liderazgo político.

La empresa fue albergada en el Centro Fox, el lujoso complejo que fincó el ex mandatario con biblioteca, salones, una réplica de Los Pinos y un auditorio en la comunidad de San Cristóbal, en San Francisco del Rincón, Guanajuato.

Controversia y señalamientos

En 2014, el año en que ocurrieron los cursos, Gerardo Ruiz Esparza se hundía en la controversia dentro de la SCT, pues su nombre era señalado en supuestos actos de corrupción.

En noviembre de ese año, tres días después de que se hubiera dado a conocer el ganador de la construcción del tren rápido México-Querétaro, el Gobierno de Peña Nieto anunció la cancelación del proyecto.

El consorcio ganador de esa licitación estaba conformado por empresas contratistas de la Administración Pública, con miembros como Hipólito Gerard, Olegario Vázquez Raña y Juan Armando Hinojosa.

Un año después, unos audios difundidos a través de YouTube daban cuenta de cómo la constructora Obrascón Huarte Laín (OHL) entregó sobornos a funcionarios federales y del Estado de México a cambio de contratos.

Ahí se escucha la voz de Gerardo Ruiz Esparza hablando con José Andrés de Oteyza, entonces presidente de la empresa en México. El audio sugería que OHL le pagó al funcionario su estancia en el hotel Fairmont en la Riviera Maya.

A cambio, Ruiz Esparza habría permitido a discreción, y de manera ilegal, el titulo de concesión de la autopista Amozoc-Perote por 30 años a la empresa GANA, subsidiaria de OHL México.

Luego, la tragedia: el 12 de julio de 2017, un padre y su hijo perdieron la vida debido a un socavón de ocho metros de diámetro y 16 de profundidad que se abrió en la autopista de Cuernavaca, Morelos, en el Paso Exprés.

Dicha obra había costado 2 mil millones de pesos y había sido inaugurada apenas tres meses atrás. Ruiz Esparza, encargado de la obra, rechazó cualquier responsabilidad y sólo dijo que “las víctimas pasaron un mal rato”.

Luego, en 2019, Santiago Nieto Castillo, Director de la Unidad de Inteligencia Financiera del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, reveló que se investigaban los posibles actos de corrupción cometidos por Ruiz Esparza.

Ahora, tras el reciente fallecimiento del ex funcionario a causa de un infarto cerebral, la investigación será suspendida.