Fue descubierto un nuevo yacimiento en el pozo petrolero de Quesqui con reservas de hasta 700 millones de barriles por petróleo crudo equivalente, según reveló este viernes el Director General de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza.

“Podemos confirmarle, Presidente, la existencia de un yacimiento gigante de 500 millones de barriles de petróleo crudo, equivalente de categoría 3P”, anunció al Presidente, Andrés Manuel López Obrador.

El funcionario agregó que se está trabajando en la perforación del pozo Quesqui 1, de donde se buscará comprobar una reserva adicional de 200 millones de barriles de crudo equivalente, por lo que el campo podría tener una reserva de 700 millones.

Fue en junio pasado cuando el pozo terminó de perforarse y, actualmente, es capaz de producir 4 mil barriles de petróleo crudo por día, con un potencial de hasta 7 mil 500 barriles diarios.

Oropeza dio a conocer que, una vez que operen los 11 pozos del campo Quesqui, se estima que se produzcan 69 mil barriles de petróleo crudo y hasta 300 millones de pies cúbicos de gas.

Para 2021 la estimación es que se alcancen los 110 mil barriles de petróleo crudo diarios y 410 millones de pies cúbicos de gas y aceite, respectivamente.

Ante el anuncio, AMLO celebró la entrada en operación de este yacimiento y consideró que impactará en la producción diaria de producción petrolera, lo que corrobora la eficacia de una política central en inversión pública durante los primeros dos años.

Agregó que se encuentra en una zona de mucho potencial petrolero que había sido abandonado porque a las pasadas administraciones sólo les interesaban los contratos.

“Ahora se invierte donde hay más rentabilidad para la nación. Necesitamos desarrollar más esta región con dos elementos adicionales. Además de que hay petróleo cuesta menos extraerlo”, dijo.

Recordó que su Gobierno tiene contemplado invertir en reactivar la actividad petrolera durante los dos primeros años de esta administración para que, a partir del tercer año, captar recursos de los excedentes petroleros, porque Pemex “volverá a ser la palanca del desarrollo nacional”.