La Procuraduría General de la República (PGR) asegura que no posee pruebas suficientes para acusar a Javier Duarte por el delito de delincuencia organizada, por lo que decidió reclasificarlo como asociación delictuosa, el cual no tiene prevista la prisión preventiva por oficio. 

“Al valorar los datos de prueba con que cuenta, la PGR determinó que no son suficientes para acreditar el delito de delincuencia organizada, por lo que decidió reclasificar la acusación sólidamente sustentada, para que el proceso culmine con una sentencia acorde a los preceptos de nuestra Constitución”.

La PGR explicó a través de un comunicado que el ex gobernador de Veracruz seguirá preso en el Reclusorio Norte porque se le dictaminó prisión preventiva justificada por el delito de lavado de dinero.

Además, la dependencia federal recordó que en contra de Duarte existen otras acusaciones que integra la Fiscalía General de Veracruz.

“Es importante destacar que el probable responsable seguirá su proceso en prisión, toda vez que la autoridad judicial federal determinó como medida cautelar la prisión preventiva justificada por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita”.

Con ésta, sería la segunda ocasión que la PGR retira la acusación de delincuencia organizada contra alguno de los imputados en el caso de Javier Duarte, pues el 11 de abril del 2017 también justificó que no tenía los elementos necesarios para llevar a juicio por este delito a las hermanas Nadia y Elia Arzate Peralta.

Ambas mujeres negociaron un proceso abreviado con la PGR, en el que la dependencia retiró la delincuencia organizada de las acusaciones, y a su vez, ellas aceptaron su responsabilidad en el delito de lavado de dinero, lo que les otorgó una reducción en la pena.

Gracias a ese acuerdo, las mujeres fueron condenadas a tres años con cuatro meses de prisión y una multa de 48 mil 644 pesos, como resultado de haber lavado más de 223 millones de pesos en una empresa facturera, usada para supuestamente desviar recursos en la administración de Duarte como Gobernador de Veracruz.

La noche de este martes la Subprocuraduría de Delitos Federales presentó ante el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte la acusación formal en contra de Duarte por asociación delictuosa y lavado de dinero.

Ahora, un juzgado de control establecerá, dentro de unos días, cuándo se celebrará la audiencia intermedia en la que será debatida la legalidad de los datos de prueba de la acusación penal y las pruebas de descargo de la defensa del acusado.