Opinión

¿Por qué no debes leer revistas de chismes, belleza y moda?

Si te detienes algunos minutos frente a cualquier puesto de revistas callejero que esté bien surtido, la vista es invadida de sopetón por todas aquellas portadas donde se exhiben las imágenes de mujeres perfectas: piel lozana, cabello voluptuoso y sedoso que pareciera moverse con el viento, maquillaje impecable y ropa al último grito de la moda.

Si bien no es novedad que la oferta para las mujeres en cuestión de publicaciones impresas se circunscribe a los temas de moda, chismes de la farándula y de la élite económica, recetas de cocina, manualidades y cultura fitness con una intención más bien de exagerada estética, lo que sorprende en estos tiempos donde el debate feminista tiene un lugar importante en la sociedad, es que todavía se siga violentando a las mujeres con la difusión masiva de estereotipos de género que las influye fuertemente para ser y comportarse como el poder mediático dice.

La exposición continua en las revistas de parámetros de belleza irreales o de estilos de vida inalcanzables para la clase trabajadora, aunado a las influencias que se adquieren de los contenidos audiovisuales cotidianos a través de la televisión convencional, de plataformas de streaming y de las redes sociales, generan entre las consumidoras de ese material comparativos desproporcionados, frustraciones y el detrimento de su salud física y mental.

¡Paren de leer esas revistas rascuaches, mujeres, no les echen el ojo ni cuando sean gratis porque están en la estética cortándose el cabello!

La prensa rosa

Reflexionando sobre el tema y aunque me dolió hasta el alma comprar algunas de esas publicaciones de la prensa rosa para poder hablar con sustento, analicé con detenimiento cada una encontrando datos repugnantes y reveladores que, a continuación, comparto:

Primero, las revistas dirigidas a las mujeres abarcan un rango amplísimo de edad e incentivan de manera entusiasta el consumo de productos y/o servicios mágicos de belleza y “bienestar” de acuerdo con las necesidades, reales o fabricadas, que se presentan en cada etapa de la vida.

En México, algunas de las publicaciones más vendidas son: Cosmopolitan, Vanidades, Vogue, Quién, Caras, ¡Hola!, TvNotas, TvyNovelas, entre otras, y en todas se encuentran temas de corte frívolo relacionados con el negocio del espectáculo, con los cánones de belleza, con el consumo desmedido y hasta con el esoterismo.

Cosmopolitan

Cosmopolitan, por ejemplo, nació en 1886 y es originaria de Estados Unidos de América; durante muchos años esta publicación ofreció contenido familiar, ciencia ficción y hasta artículos de investigación que escribían personalidades de renombre. En la década de los sesenta y después de sobrevivir a una crisis que azotó a toda la industria por el uso de la televisión que se comenzaba a masificar, se reinventa la línea editorial con Helen Gurley y se vuelve una publicación femenina donde se hablaba explícitamente de sexualidad, aparecían mujeres semidesnudas como señuelo para motivar la compra y su contenido era mayoritariamente de chismes.

En la actualidad, Cosmopolitan tiene 80 páginas y en su número más reciente están distribuidas de la siguiente forma:

  • 25 páginas tratan sobre belleza, perfumes, moda, cirugías estéticas e invitan a formarse profesionalmente en cosmetología.
  • En ninguno de los temas existe un abordaje crítico y únicamente se fomenta el consumo de marcas de lujo, a través del bombardeo de imágenes y de la promoción de un estilo de vida del más alto estrato socioeconómico.
  • 19 páginas son sobre el mundo de la farándula y la realeza; tratan de puro chismerío sobre romances y pleitos, de las bodas entre las casas reales, presentan datos breves y montones de fotos de los eventos de los ricos o reportajes de algún miembro del mismo grupo de élite.
  • 12 páginas son de “bienestar” y versan sobre destinos para viajar o dan consejos para adquirir buenos hábitos desde una perspectiva simplista que no considera elementos importantes como, por ejemplo, los factores socioeconómicos.
  • 5 páginas invitan a consumir en restaurantes exclusivos de Polanco o zonas similares.
  • 5 páginas más hablan del amor; por supuesto, en su versión romántica telenovelera.
  • 3 páginas hablan sobre esoterismo como si fuera un asunto serio.
  • El resto de las páginas son los créditos de la revista, propaganda, la editorial y el índice.

Es pertinente mencionar que hay alrededor de 75 fotografías de mujeres en Cosmopolitan y la sobreexposición de la figura femenina tiene las características que a continuación se detallan:

  • 72 son mujeres jóvenes, esbeltas o muy esbeltas y con rasgos faciales muy estilizados. En todos los casos visten a la moda y todo el arreglo personal es perfecto.
  • 3 son mujeres adultas mayores (sí, solamente tres) y el tamaño de sus fotos es más bien pequeño.
  • Predomina la raza blanca en todas las imágenes, obviamente.

A pesar de que el discurso de no discriminación, inclusión y diversidad está presente en todas las esferas de la vida, la realidad es que en los contenidos de los medios de comunicación masiva, llámense revistas o materiales audiovisuales, se sigue difundiendo un solo tipo de belleza: el caucásico, el de la delgadez, el de la eterna juventud y el que muestra poder adquisitivo.

La vejez, por ejemplo, se minimiza o de plano se invisibiliza en las revistas en cuestión; no se hace referencia al proceso natural e inevitable del envejecimiento, ni se exhiben todas sus vertientes, si no es para promocionar sueros, cremas o maquillaje que mágicamente desvanecen los estragos de le edad.

Vanidades

Otra de las publicaciones más conocidas y vendidas en México es Vanidades; fundada en La Habana, Cuba, en 1937, esta revista se creó también para proporcionar información a las mujeres sobre belleza, decoración, moda, la vida de reyes y reinas, etc., porque según los dueños del pasquín esos eran los temas que interesaban a las mismas.

Al triunfo de la Revolución Cubana los dueños de Vanidades, tal como lo hicieron otros integrantes de la élite económica cubana que apoyaban la dictadura de Fulgencio Batista y el dominio de Estados Unidos sobre la isla, se trasladaron a Miami y desde ahí continuaron la distribución de su venero a varios países de Latinoamérica.

En el número actual de Vanidades se pueden encontrar 96 páginas del siguiente contenido:

Anuncio publicitario. Siga deslizando para continuar leyendo
  • 38 páginas de información de la farándula, realeza, chismes y eventos sociales.
  • 16 páginas de esoterismo.
  • 12 páginas de belleza, moda y consumo diverso.
  • 10 páginas de “psicología”, consejos de bienestar, viajes y de cómo pueden perder peso las mujeres.
  • 5 páginas de contenido literario.
  • El resto de las páginas también son los créditos de la revista, propaganda, la editorial y el índice.

Sobre el uso de la imagen femenina se siguen los mismos parámetros, ya que en Vanidades se encontraron 132 fotos de mujeres jóvenes, súper delgadas, con vestimentas a la moda, con grandes cabelleras, maquilladas y mayoritariamente de raza blanca. En este caso también se limita la presencia de mujeres ancianas, ya que solamente se encontraron 2 pequeñas fotos.

Quién, ¡Hola!, TvyNovelas y TvNotas

Otras de las revistas que se analizaron fueron Quién, ¡Hola!, TvyNovelas y TvNotas; las dos primeras tienen en general los mismos elementos que ya se abordaron, aunque su línea editorial hace más énfasis en mostrar qué hace y cómo vive la clase adinerada del país y del mundo. En las dos segundas el contenido es totalmente sobre cotilleo de los actores y actrices de Televisa y Tv Azteca, de sus aspectos físicos y de lo que sucede en los platós, dejando algunas páginas para el tema del esoterismo.

En todas las revistas consultadas las mujeres se presentan como una mercancía y objeto sexual desde la portada. Incluso en los reportajes y entrevistas que se encontraron pareciera que las mujeres están desprovistas de intelecto, de intereses políticos, académicos, artísticos, sociales etc., relegándolas al plano meramente estético y sexual. Además, en ninguna de esas páginas existen los cuerpos de talla promedio y mucho menos grandes; estigmatizando por completo ese tipo de físico en detrimento de la estabilidad emocional de las personas. Cuerpos voluptuosos sí presentan pero pocos y con la intención de sexualizarlos.

Habría que reflexionar muy sinceramente acerca de lo que ese tipo de influencias mediáticas nos han provocado a las mujeres adultas que crecimos pensando en que la muñeca Barbie era la representación de la belleza, en dieta constantemente y dedicando parte considerable de nuestro salario en productos para “arreglarnos”, como si estuviéramos descompuestas.

Si algo está descompuesto es el sistema patriarcal y es necesario que hoy evitemos que las niñas y jóvenes se sigan sometiendo a ese tipo de presiones absurdas.

1 Comentario

  1. febava

    Felipe Báez

    11 marzo, 2023 at 8:50 pm

    No ayuda en nada a la mujer inteligente, trabajadora, que hace el super buscando ahorrros.

Deja un comentario Cancelar respuesta

Támbien te puede gustar

Taim-Lain

Tras un proceso de insaculación en una tómbola, la Cámara de Diputados eligió a las y los 4 nuevos consejeros del INE, incluyendo a...

Taim-Lain

En su última sesión, previo a quedarse sin quórum para reunirse como pleno por la falta de consejeros, el Instituto Nacional de Transparencia Acceso a...

Taim-Lain

El Presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que en la elección de 2018, el entonces Presidente de México, Enrique Peña Nieto, habría dado la...

2023 © Derechos reservados, Polemón

Salir de la versión móvil