Creían que la Presidencia sería un botín pero hoy tanto como el ex Presidente Enrique Peña Nieto y el ex secretario de Desarrollo Social y ex candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, podrían estar en problemas luego de que la ex titular de la Sedesol y la Sedatu, Rosario Robles, fuera vinculada a proceso y recluida en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

De acuerdo con diversas fuentes periodísticas, el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, encargado del procedimiento judicial contra Rosario Robles, pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) aclarar si el ex mandatario priista estaría involucrado en el caso de la “Estafa Maestra”, y le sugirió investigar a José Antonio Meade, para saber si también el ex funcionario federal con el PRI y con el PAN incurrió en omisiones.

“Si existen avisos por escrito a Enrique Peña Nieto y no los presentó, está encubriendo al ex Presidente, por lo que debe aclarar si Peña Nieto está involucrado o no”, le dijo el juzgador durante la audiencia.

Rosario Robles durante su audiencia el pasado 8 de agosto. Foto: Twitter.

Esta declaración surge  después de que los abogados de Rosario Robles dijeran que contaban con pruebas de que su clienta le avisó a Meade Kuribreña que había pendientes por solventar en la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y que eso quedó constatado en las actas de entrega/recepción de la Sedesol.

Las notas periodísticas señalan que el Juez consideró que era evidente que “José Antonio Meade sabía de los hechos” pero que no informó a Peña Nieto, y por ese motivo “se le puede imputar esa omisión”.

Para comprobarlo, dijo que solicitaría el acta de entrega/recepción de la Sedesol donde se encuentra el dato de que avisó a Meade.

“Ese dato de prueba es una joya y no lo trajeron aquí por casualidad”, dijo al juzgador, a la par que dio de plazo hasta el próximo viernes 16 de agosto para que sea entregado ese documento. 

Los nombres del ex Presidente Enrique Peña Nieto y del mismo Meade salieron a relucir durante toda la audiencia de vinculación a proceso ante un juez de Robles Berlanga que se prolongó por doce horas.

Enrique Peña Nieto con la banda presidencial. Foto: Especial

La Fiscalía desestimó las prueba de que Peña fue informado y dijo que se necesita un oficio firmado o sellado dirigido al entonces Presidente. Sin embargo, horas después el Juez retomó dicha prueba; reafirmó que ésta, para hacerse válida, tenía que presentarse por escrito y que no valía el haber informado en una gira o en una línea de teléfono.

“Con relación al canal de comunicación que se tenía directamente con el titular del Ejecutivo Federal, Licenciado Enrique Peña Nieto, normalmente se establecía de primera mano con las reuniones directas llamadas ‘Acuerdos’, en reuniones de Gabinete que se tenían con el Presidente de la República, a través de la línea directa a la oficina de la Presidencia, conocida como la Red Privada del Gobierno Federal”, se leyó en la audiencia sobre la comunicación de Rosario con Peña Nieto.

Pero al mismo tiempo resaltó que si no se presenta ese oficio en el que se informaba al Presidente se puede dar por entendido que se le está encubriendo. Si la tienen, dijo, “es prueba de que sabía y no hizo nada y entonces, está involucrado”.

Extracto de la audiencia.Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo

La ex Secretaria de Desarrollo Social ingresó esta mañana al penal de Santa Martha Acatitla, después de que un Juez la vinculara a proceso por ejercicio indebido del servicio público y le dictara prisión preventiva.

Robles Berlanga deberá permanecer en Santa Martha Acatitla dos meses, periodo en el que se desarrollará la investigación complementaria del caso, donde su defensa podrá presentar las pruebas de descargo.

Durante su comparecencia, Rosario Robles señaló lo siguiente:  “Estuve en la primera sesión y en esta segunda. Vivo en la misma casa desde hace 23 años. He trabajado toda mi vida en esta ciudad. No tengo un patrimonio que me permita sustraerme de la justicia ni puedo ir a Canadá y regresar impune”.

El abogado de Rosario Robles, Julio Hernández Barros, dijo a la periodista Carmen Aristegui que  la prisión preventiva como una resolución inaudita y según él, el juez humilló y amenazó a su defendida. 

“El juez puso en boca de Rosario Robles cosas que ella nunca dijo, manifestó situaciones que no habían pasado y cuando vino el tiempo de dirimir decidió vincularla a proceso prácticamente sin pruebas y haciendo comentarios sarcásticos”, aseveró.

“A pesar de tener un arraigo de 30-40 años en la Ciudad de México, de tener una casa que ha habitado en los últimos 25 años en Coyoacán… el juez determinó que estábamos mintiendo sobre el domicilio, que ella no vivía ahí, porque había un documento de una solicitud de licencia en otro domicilio… decidió que ella tenía un grandísimo riesgo de darse a la fuga, a pesar de que sus cuentas están congeladas, no tiene dinero para irse, no tiene intención de irse”, expuso.

Interrogado al respecto durante su conferencia matutina, Andrés Manuel López Obrador, consideró como un logro que no haya impunidad y que exista un auténtico Estado de Derecho.

“Yo creo que es un logro el que no haya impunidad, el que exista un auténtico Estado de Derecho. No como antes, que era un Estado chueco, de cohecho”, dijo el tabasqueño. 

El mandatario recordó que la investigación está a cargo de la Fiscalía General de la República (FGR), por lo que si se ven involucrados más ex funcionarios, corresponderá a las autoridades decidir si se cita a declarar a otras personas.

Alejandro Gertz Manero, titular de la FGR. Foto: Misael Valtierra / CUARTOSCURO.COM

“Acerca del involucramiento de otros ex servidores públicos, eso también es parte de la investigación y el juez es el que va a decidir sobre este asunto. Estamos ante dos instancias independientes: la Fiscalía y el juez”, afirmó.

López Obrador recordó que la FGR es una institución con autonomía, y su titular, Alejandro Gertz Manero actúa de forma independiente. Resaltó que desde que asumió la Presidencia, apenas lo ha visto dos veces. 

“Yo en ocho meses he visto una o dos veces, y en actos oficiales al Fiscal. Nunca he hablado por teléfono con él, ni tampoco utilizo palomas mensajeras. Y por otro lado, el juez pertenece al Poder judicial que es también un poder autónomo. Tenemos que irnos acostumbrando a esta nueva realidad porque no era así”, agregó.

Pidió esperar a que se termine de desahogar el caso de Robles Berlanga, ya que el proceso de investigación sigue abierto.