Este jueves, el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) subió a la tribuna al activista venezolano Loret Salen, quien desde ahí, exigió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que apoyara al golpe de estado que Juan Guaidó promueve en Venezuela.

Ahí lo confrontó en académico español, Abraham Mendieta, quien fue cofundador del partido político Podemos y actualmente es asesor de Morena. En su intervención, Mendieta calificó de “intolerable” que un extranjero viniera a México a exigir a un gobierno soberano que apoye un golpe de Estado.

“Eso sí es una falta de respeto”, dijo Mendieta. “Yo soy extranjero y respeto la ley. Me dices que apoye un golpe de Estado, pedir que un presidente apoye un golpe de Estado es una falta de respeto”.

“Lo que estamos pidiendo es que la gente pueda comer. ¿Tú sabes lo que está pasando? El tema es que los niños se están muriendo de hambre y ustedes defienden el hambre y la miseria. No hay nada más miserable que apoyar el hambre y la miseria”, dijo el venezolano.

“Es más miserable apoyar un golpe de Estado”, replicó Mendieta.

Por esa declaración, a Mendieta se le acusó de haber “atacado verbalmente” a Saleh.

¿Quién es Lorent Saleh?

En 2011, como dirigente estudiantil de la organización Juventud Activa Venezuela Unida (JUVA) formó parte de una huelga de hambre frente a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Caracas para exigir la liberación de los presos políticos.

Luego, en 2013, participó en Colombia en el lanzamiento de la Alianza Nacionalista por la Libertad, un movimiento político que, según indicó el diario colombiano El Espectador, supuestamente funciona como “apéndice de la Tercera Fuerza, una tribu de neonazis cabezas rapadas que hacen presencia en la ciudad”.

Posteriormente se le expulsó de aquél país acusado de falsificar documentos, tanto para reclutar reventaderos para manifestaciones violentas en Venezuela, como para ingresar en la Escuela Superior de Guerra colombiano.

Además, el gobierno venezolano aseguró que bajo la pantalla de una ONG que decía “luchar por la democracia”, Saleh realizaba entrenamiento paramilitar en Colombia y planeaba atentar contra Venezuela.

Así, la parte más polémica de Saleh surgió cuando se dio a conocer un video en el que relataba su plan para sumir a su estado natal, Táchira, en el caos con una serie de atentados terroristas.

Entre las acciones que se contemplaba llevar a cabo se menciona dinamitar un puente fronterizo, así como oficinas de Gobierno y centros de entretenimiento en la ciudad de San Cristóbal. En el video, incluso, afirma que ya cuenta con los explosivos para realizarlo.