Un senador panista compartió en redes sociales los supuestos gastos de la despensa del Gobierno de México y se volvió tendencia, pero no contaba con que le pondrían una tunda, después de descubrirse que los datos publicados no corresponden a facturas de compra, sino a procesos de licitación del Programa Anual de Adquisiciones. 

Se trata del senador Julen Rementeria, el mismo que despotricó en su cuenta de Twitter, con la participación del vocalista de Café Tacvuba, Rubén Albarrán, en el Senado de la República, el pasado 19 de julio, en foro sobre masculinidad tóxica.

La tarde de este lunes, el senador difundió los procesos de licitación del Programa Anual de Adquisiciones. En los que señalaba que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador gastó 335 mil pesos por la compra de longaniza. En un primer tweet escribió lo siguiente:

Después escribió otro mensaje, presuntos gastos del gobierno actual con cantidades exorbitantes. Lo que provocó que varios usuarios difundieran también el documento y acusaran a AMLO.

Por esta razón , se volvió trendic topic  el hashtag #LonganizaGate, con el que usuarios mostraron su indignación por la difusión de los gastos. Lo que compararon con el #ToallaGate de Vicente Fox. Felipe Calderón fue el más connotado de los detractores.

El tweet de Calderón despertó críticas y los usuarios de Twitter le recordaron otra vez su afición al consumo de alcohol.

Después del gazapo cometido por el panista, surgieron aclaraciones de parte de usuarios de Twitter, para señalar que los documentos publicados por Rementeria no son facturas de compra sino procesos de licitación. Lo que solo representa un estimado presupuestado y no gastos.

https://twitter.com/berkowitztorrez/status/1158558571925258240

Incluso, la diputada de Morena, Tatiana Clouthier, aclaró que el documento se trata más bien de una posible cotización. Ya que los gastos no se han efectuado.

La Presidencia de la República lanzó un comunicado donde afirma que “lo difundido en las últimas horas sobre el gasto en Presidencia no corresponde con lo que se ha gastado”. Asimismo, asevera que lo presupuestado es una “previsión del gobierno anterior” que se utilizó como referencia.

Jael Hernández Hernández, director general de recursos materiales y servicios generales de la Presidencia de la República,  acotó también que dicho presupuesto puede ser modificado, o  incluso cancelado. Y adjuntó una tabla comparativa donde se observa “la disminución del ejercicio del gasto por concepto y partida presupuestal”: