Por: Redacción (@revistapolemon)

Después de haber sido agredido por una militante del PRI y tras la abrupta interrupción de una entrevista por un periodista que trató de calumniarlo, Andrés Manuel López Obrador señaló que estas reacciones tienen respuesta: “es temporada de zopilotes”.

Ayer tras finalizar un mitin en Veracruz, López obrador fue agredido por una militante priista que le lanzó un huevo en la cabeza. La agresora, identificada como Beatriz Ramos, alias “la Diabla”, pertenece a la Confederación Nacional Campesina y fue precandidata del PRI al gobierno de Coscomatepec.

Horas después, el periodista de RadioFormula, José Cárdenas, una y otra vez trató de calumniarlo. Y cuando López Obrador le respondía, hacía gestos de burla o respondía con otra calumnia, hasta que el dirigente de Morena se cansó y lo puso en su lugar diciéndole:

“Ya no sigan calumniando, hagan un periodismo independiente, distante del poder, cercano al pueblo. Digan la verdad”.

Enojado, el presentador de noticias que hizo todo lo posible por vincularlo con Elba Esther Gordillo, basándose en una acusación sin pruebas presentada en las últimas semanas por el PRI y el PAN. Del ataque con el huevazo, el motivo por el que lo entrevistó, ni se acordó.

Al final, sin importar que estaba al aire, cínicamente cortó la entrevista con estas palabras:  “Que te vaya muy bien y si no te va bien, también”.

Por ese motivo, AMLO escribió hoy el siguiente tuit:

Y remató con otro tuit dirigido al diario Reforma:

En Cosamaloapan, Veracruz, López Obrador indicó que durante su carrera política ha enfrentado  muchos obstáculos pero no se detendrá porque Miguel Ángel Yunes Linares mande tirarle huevos.

“Saben llevamos años en esta lucha, me han descalabrado luchando por mis ideales, por mis principios  y ¿ustedes creen qué yo me voy a detener con eso?, ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso, vamos para adelante en contra de esta maleantada que tanto daño causa”.