El bosque de la Primavera, en Jalisco (que es considerado el “pulmón” de la capital de la entidad) ha sufrido en este mes intensos incendios. Sin embargo, a partir de ayer la situación se agravó: hoy posible ver desde cualquier área del Zona Metropolitana de Guadalajara columnas de humo. Incluso, en complejos habitacionales cercanos a dicho bosque se pueden observar las llamas.

En varias zonas próximas a donde se han dado los incendios decenas de personas han comenzado a evacuar sus casas de forma voluntaria.

En redes sociales circula un video en el fraccionamiento “El Cielo”, uno de los más afectados, donde se ven las llamas próximas a las casas.

 

Mientras esto sucede, el gobernador de la entidad, Enrique Alfaro, informó vía Twitter que decidió ayer salir de vacaciones y trasladarse fuera de Jalisco. Indicó que regresará el próximo martes. Mencionó que lo hace para “lograr equilibrios” (que son, indica, “importantes en la vida”), pues en semana santa y pascua tendrá “mucho trabajo”.

Así pues, el combate a los incendios no los coordina el gobernador, sino el secretario general de gobierno de la entidad, Enrique Ibarra. Eso sí, en Twitter, quienes manejan la cuenta del gobernador continúan “informando” de la situación.

La magnitud del siniestro ha sido tan fuerte que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) activó el Plan DN-III para atender a la población de fraccionamientos cercanos a la zona donde son los incendios.

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial de Jalisco activó en 16 zonas de Guadalajara “alerta atmosférica”.

No hay datos aún de la superficie quemada hasta el momento, pero en los incendios que se suscitaron a mediados de semana (que no han sido los más fuertes) se había consumido 200 hectáreas de bosque, el cual tiene 20 mil.

Los incendios de este viernes han sido mucho más fuerte y, por ende, habrán quemado mayor número de superficie.