El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció este martes que no destinará recursos públicos para la permanencia del Gran Premio Fórmula 1 de México, ni para el juego anual de la NFL.

Declaró el tabasqueño en su conferencia de prensa matutina:

Si no implica dinero, yo avalo; estoy de acuerdo. El asunto es si tenemos que aportar y yo soy un poco cicatero, pues, en estos casos.

Agregó que desconoce la situación real de los convenios que tiene el Gobierno Federal con el comité organizador del Gran Premio de México, Ocesa.

Sin embargo, quedan menos de nueve días para que se cumpla el plazo para definir si la Fórmula 1 permanecerá o no en el país, pues el 28 de febrero es el último día para extender dichos contratos. Dijo el mandatario:

No sé cómo estén los contratos de Fórmula 1. Si no están firmados ya no vamos a poder [renovarlos], porque en algunos casos estos eventos se financiaban con el fondo de fomento al turismo, y ya ese fondo está comprometido para la construcción del Tren Maya. Entonces, no sabemos en qué situación están esos contratos; los vamos a revisar.

Sin embargo, el Presidente recordó que su administración apoyará a todos los deportes “pero con austeridad, sin que haya excesos ni derroches”.

Con la edición del Gran Premio de México de Fórmula 1 en este 2019 se termina el convenio por cinco años establecido por el comité organizador del evento, el gobierno federal y el gobierno de la Ciudad de México con la empresa dueña de los derechos de la F1. Esa es la razón por la que la continuidad de la justa deportiva en nuestro país está en duda.

Además, López Obrador indicó que su gobierno tampoco dará apoyos económicos a la NFL en México y que el partido que está programado para este año se realizará porque ya estaba firmado el convenio.

Lo que ya está contratado se respeta. Ese partido que quedó pendiente se va a realizar porque ya existía un contrato, si se revocaba se tenían que pagar multas, daños, y se decidió llevar a cabo esta actividad este año.

El gobierno de México ha invertido, para los cinco años en que se ha celebrado la Fórmula 1 en México, 3 mil 558 millones de pesos. Es decir, al año se desembolsaron poco más de 717 millones de pesos.

El año pasado la Secretaría de Turismo invirtió 12 millones 500 mil dólares (alrededor de 240 millones de pesos) en el juego entre los Kansas City Chiefs y Los Angeles Rams, duelo que fue cancelado por las malas condiciones de la cancha del Estadio Azteca