Pese a que los almacenes y las farmacias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (ISSTE) hoy se encuentran vacíos o les faltan medicinas, en el gobierno de Enrique Peña Nieto se hizo un gran negocio con 10 empresas que fueron las “consentidas” durante el sexenio.

Según lo revelado en un informe de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), esas 10 empresas concentraron durante el gobierno de Peña Nieto  el 79.6 por ciento del gasto, equivalente a 335 mil 340 millones de pesos.

La empresa más favorita por EPN fue Grupo Fármacos Especializados, la cual acaparó el 31.85 por ciento de las compras y por ello recibió en el sexenio priista 106 mil 813.3 millones de pesos.

Enrique Peña Nieto afuera de una clinica del IMSS. Foto: Especial

“Grupo Fármacos Especializados ha sido el principal proveedor de medicamentos y material de curación durante el periodo 2012 – 2018. Cabe señalar que entre Farmacéuticos MAYPO y Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico, ocupan el segundo y tercer lugar, durante el mismo período”, se lee en el informe.

Esta empresa monopólica también hizo un gran negocio con la venta de medicamentos en las entidades federativas. Tan sólo en 2018, obtuvo contratos por mil 797 millones de pesos, una rebanada del 24 por ciento de los 7 mil 461 millones de pesos que gastaron los gobiernos de los estados en este rubro.

Le siguen Farmacéuticos Maypo con 35 mil 149 millones de pesos (11.6%) y la Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico, la cual fue favorecida con contratos por 34 mil 620 millones de pesos (11.4%).

Tras de ellas figuran entre las primeras 5 empresas favoritas, Ralca con compras por 15 mil 267 millones y la  Comercializadora de Productos Institucionales con contratos por 15 mil 235 millones de pesos.

En la lista también se encuentra la empresa Savi Distribuciones con 8 mil 689 millones de pesos, la empresa Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México con 7 mil 134 millones de pesos, la Compañía Internacional Médica con 7 mil 86 millones de pesos, la Comercializadora Pentamed favorecida con 6 mil 396 millones de pesos y la empresa Vitasanitas, a la cual se le pagó 4 mil 797 millones de pesos por sus servicios como proveedores del gobierno.

A la empresa que más materiales de curación se le compraron fue Dentilab con 3 mil 94 millones de pesos (906%), seguida por la empresa Dimesa con mil 984 millones de pesos (6.1%) y la empresa Galia Textil con mil 689 millones de pesos (5.2%).

En una cuarta posición se encuentra la empresa Selecciones Médicas del Centro con contratos por mil 56 millones de pesos (3.3%) y en la quinta posición la empresa Diagnoquim con 916 millones de pesos (2.8%).

Al cumplir 100 días en la Presidencia, el Presidente Andrés Manuel López Obrador criticó en su informe que en el gobierno de su antecesor, Enrique Peña Nieto, se hubiesen concentrado las compras en unos cuantos proveedores que ni siquiera hicieron bien su trabajo, pues en los centros de salud y en los hospitales hay desabasto de medicamentos.

“Tan sólo el gasto en medicamentos y material de curación adquirido por el ISSSTE y el Seguro Social significó en 2018 una erogación de 54 mil 940 millones de pesos, que fue suministrado en un 63 % por sólo tres proveedores. Pero lo peor es que en los centros de salud y hospitales no existe abasto suficiente de medicamentos”, acusó AMLO.

Esta mañana durante su conferencia de prensa, el mandatario volvió a hablar sobre el tema y prometió que su gobierno cambiará la forma de gastar los recursos destinados al sector salud para evitar actos de corrupción.

De una vez lo adelanto, no sólo van a ser compras compactas, no sólo se va a buscar que se compren todos los medicamentos de las instituciones de salud del gobierno, compras consolidadas” expresó López Obrador.

AMLO anunció también que en caso de que no existan buenas condiciones para comprar los medicamentos a empresas radicadas en el país, podría solicitar una licitación para que participen empresas extranjeras bajo la supervisión de la Organización de las Naciones Unidas.

“Si es necesario, lo estamos analizando, van a ser licitaciones internacionales con supervisión de la ONU, todo lo que se adquiera, porque es mucho lo que se pierde, se fuga en todo lo que es el sector salud” indicó el Presidente.

Hace una semana la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda dio a conocer que actualmente investigan 50 casos de corrupción en el sistema de salud mexicano, por lo que se espera, se revele más información del desfalco que tuvieron el IMSS y el ISSTE durante el anterior gobierno de extracción priista.