El ex Secretario de Seguridad Pública de México Genaro García Luna, quien fuera uno de los hombres más poderosos de su país bajo la presidencia de Felipe Calderón, comparecerá este martes en la Corte Federal en Nueva York, acusado de narcotráfico y de aceptar sobornos del Cártel de Sinaloa.

El fiscal federal Richard P. Donoghue afirmó el pasado viernes que espera presentar ante la Corte de Brooklyn en Nueva York, “un descubrimiento voluminoso” que abarca casi dos décadas en el caso criminal contra Genaro García Luna, quien controló los hilos de la seguridad del país durante los sexenios de Vicente Fox Quesada y Calderón Hinojosa. 

“El descubrimiento esperado incluye, pero no se limita a, registros financieros, de propiedad y de naturalización; evidencia decomisada, evidencia obtenida a través de solicitudes a países extranjeros (…) y evidencia recuperada de dispositivos electrónicos incautados”, dijo Donoghue en una carta enviada al juez federal Brian M. Cogan, quien presidió el mediático juicio a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Genaro García Luna y Felipe Calderón. Foto: Especial.

En este momento, el gobierno estadounidense recopila y revisa dicha evidencia, aseguró el fiscal.

Donoghue también le pidió al magistrado que el proceso penal contra García Luna sea catalogado como un “caso complejo” y propuso que se revise el avance del análisis de la evidencia en un plazo de 60 días.

García Luna sigue detenido sin derecho a fianza y hace unos días se reveló que su defensa consideraba la posibilidad de que cooperara con el gobierno estadounidense. El también llamado súper policía que se declaró inocente de tres cargos de conspirar para traficar cocaína a Estados Unidos y uno de falso testimonio. Según las crónicas periodísticas, ya no luce sus elegantes chaquetas: ahora viste la ropa de prisión y ya no disfruta tampoco de su lujosa residencia en Miami, que ha visto sustituida por una fría y solitaria celda en una prisión federal en Nueva York.

García Luna, de 51 años e ingeniero mecánico de formación, fue arrestado el pasado 9 de diciembre en Dallas (Texas), luego de que el Gobierno de Estados Unidos lo acusara de tres cargos de conspirar para traficar cocaína a este país y otro por falso testimonio.

La residencia donde vivió García Luna. Foto: Realtor.com

Esta será la segunda audiencia de García Luna en Nueva York tras ser traído desde Texas para enfrentar los cargos en el tribunal federal para el Este de Nueva York, donde también fue juzgado el jefe del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, de quien, según las autoridades, aceptó sobornos.

Interior de la residencia donde vivió García Luna. Foto: Realtor.com

Cuando García Luna se mudó a Florida “había amasado a una fortuna personal de millones de dólares”, alega el Departamento de Justicia (DOJ). Al llegar a ese estado, tras dejar su cargo en México, él fundó la compañía GL and Associates Consulting, en Miami. Su consultora ofrecía servicios de perfiles de seguridad y análisis a clientes en EEUU y México. Viajaba constantemente entre ambos países.

El equipo de Univisión descubrió que vivió en Miami entre 2012 y 2018, primero en una residencia en Golden Beach, Florida, valuada en 3.3 millones de dólares; y luego en un lujoso penthouse en el norte de Miami. Fue arrestado el pasado 9 de diciembre en la localidad texana de Grapevine.