Por calidad moral, el alcalde del municipio de Colón, Querétaro, Alejandro Ochoa Valencia, emanado del PAN, exhortó a Diego Fernández de Cevallos a pagar la deuda predial que aun mantiene con esa entidad y que supera los 900 millones de pesos. 

El  presidente municipal colonense declaró al diario El Universal que jurídicamente, la persona moral de Villas del Estanco, es la que debe los 984.7 millones de pesos de impuesto predial, pero Fernández de Cevallos es el dueño de dicho predio, de más de 200 hectáreas.

Luego de que el ‘Jefe Diego’ afirmara que no debe ni un centavo, Ochoa Valencia expresó lo siguiente:

“Yo creo que se refiere a que la deuda es de Villas del Estanco y nosotros tenemos que el dueño es él… ahora que enfrente la situación cómo debe ser y no usar argumentos que no ayudan a nadie, ni a su situación, ni a su regulación”.

Ante ello, el presidente municipal sostuvo que esta semana habrá una nueva reunión con Fernández de Cevallos para avanzar en propuestas de pago del adeudo, el cual acumula desde 1993, es decir, hace 26 años.

Alejandro Ochoa Valencia, alcalde de Colón, Querétaro. Foto: Especial.

De acuerdo con Ochoa Valencia, representantes de Diego Fernández de Cevallos le han dicho que por una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el ayuntamiento sólo puede cobrar cinco años de impuestos.

“Gente de su despacho nos dice que esa sentencia nos pide como municipio no cobrar los años anteriores, ese es el primer tema al que nos enfrentamos, si es eso, la cantidad va a bajar considerablemente, yo estoy tratando de cobrar lo mas que se pueda (…) Aproximadamente hay una corrida sin ningún privilegio. son como 31 millones de pesos, pero yo trato de cobrar lo más que se pueda”, dijo el alcalde. 

Por ello, dijo que buscarán que Fernández de Cevallos sea un ejemplo a la ciudadanía cumpliendo con sus obligaciones fiscales y adelantó que no habrá condonación a ningún ciudadano. “Queremos que sea un ejemplo muy claro, sabemos la figura que representa, pero es un ciudadano que debe cumplir con sus obligaciones y su predio dejó de tributar, el municipio necesita la ayuda”, explicó. 

El panista ha asegurado a diversos medios de comunicación que le han entrevistado que no debe  “un solo centavo de predial”   y que no es “ningún consentido ni beneficiado del gobierno”.