El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, anunció vía su cuenta de Twitter que Evo Morales (que el domingo pasado recibió un golpe de Estado y renunció a su cargo como Presidente de Bolivia) está ya en México “sano y salvo”.

El traslado de Morales a nuestro país fue complicado, y hubo situaciones muy tensas, pues a la aeronave que lo trasladaba le negaron permisos para volar en varios países de América del Sur.


Pero por fin, Evo Morales ya está en México, y quien lo recibió fue el canciller Marcelo Ebrard. Se espera en el transcurso del día o en la semana, Morales hable con los medios de comunicación.

En un mensaje difundido por Maximiliano Reyez Zúñiga, subsecretario para América Latina del Gobierno de México, Evo Morales contó que a una persona cercana a él, de su equipo de seguridad, le ofrecieron 70 mil dólares a cambio de entregarlo.

El mandatario boliviano agradeció a AMLO y al pueblo de México haberle salvado la vida.