Este lunes, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, presentó el plan para la implementación de la ley general en materia de desaparición forzada de personas.

“El objetivo principal del plan de implementación de diseñar, con la participación de las familias de las víctimas, las bases generales, las políticas públicas y procedimientos de los distintos órdenes de gobierno sobre los desaparecidos y los no localizados, así como prevenir, investigar y sancionar a los responsables de estos delitos. La verdadera reparación es la aplicación de la justicia y castigo a los responsables”, explicó Encinas.

Estos son los principales puntos de esta estrategia:

Nuevo titular de la Comisión Nacional de Búsqueda

Encinas indicó que se llevarán a cabo audiencias públicas y entrevistas con los 11 aspirantes, y así, el próximo viernes se anunciará quién será el funcionario que encabece esta dependencia, así como el encargado del Programa Nacional de Víctimas, Inhumaciones e Identificación Forense, y acciones de búsqueda, verdad y justicia.

Creación de comisiones locales

Al generar comisiones en las diversas entidades, se buscará lograr un plan integral.

“Es necesaria la conformación de las comisiones locales. Sólo tenemos ocho comisiones integradas, otras cuatro que ya existen donde ya está el decreto (…) sin embargo, hay 20 entidades que, a más de un año de haberse publicado la ley general no han tomado medidas legislativas ni de integración correspondiente. Hacemos un llamado para cumplir con la disposición de la ley”, indicó Encinas.

Serán impulsadas las comisiones en Baja California, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz, donde ya tienen decreto pero aún no cuentan con titular.

En Coahuila, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí y Querétaro serán fortalecidas; en el resto del país aún no están decretadas, por lo que se promoverá esta acción.

Se destinarán 400 millones de pesos

La Comisión Nacional de Búsqueda contará con un presupuesto designado de 400 millones de pesos, que se ejercerán principalmente por comisiones.

Y, aunque el funcionario reconoció que el presupuesto de este año es menor a los 490 millones que se asignaron el año pasado, en realidad la administración pasada sólo ejerció 6 millones.

“Hemos estado trabajando con la Secretaría de Seguridad Ciudadana para que también se utilicen los recursos de fondo para la seguridad del estado, con el fin de desarrollar capacidades en materia de identificación forense”, explicó.

Convenios nacionales e internacionales

Para lograr una mayor implementación, también se dio a conocer que se están generando convenios con organismos nacionales e internacionales.

“Se está haciendo colaboración con el Instituto Nacional de Identificación Forense. Van avanzando los trabajos con la Cruz Roja, la Escuela Nacional de Antropología, el Equipo Argentino de Antropología Forense…”, indicó Encinas.

También se colaborará con organizaciones como la Agencia de Cooperación Alemana y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Será prioridad buscar en vida

Se dará prioridad en buscar a las personas que fueron reportadas como desaparecidas y que aún pueden ser halladas con vida, eso con la finalidad también de enfrentar problemas vinculados con la trata de personas y las acciones que se han desarrollado.

México es una gran fosa clandestina

Durante la presentación de la estrategia nacional, Encinas reconoció que nuestro país enfrenta una grave problemática en este tema, e indicó que a la fecha se tiene conocimiento de al menos 40 mil casos de desaparecidos y de unas mil 100 fosas clandestinas en distintos puntos del país, así como unos 26 mil cuerpos sin identificar.

El subsecretario aseguró que el gobierno actual no simulará en este tema y que serán atendidas “todas” las recomendaciones y sentencias que han hecho las instancias internacionales.

AMLO en su conferencia matutina. Foto: Especial

Por ello, explicó, será una prioridad llegar a la verdad y la justicia, y serán sancionados los autores de estos delitos, “caiga quien caiga”.

“Nunca más una guerra para combatir delitos que lleve a una tragedia. Nadie que haya vulnerado la tranquilidad de una familia debe quedar impune. Sea quien sea, debe ser castigado por estos delitos”, dijo.

Indicó que el principal grupo de personas desaparecidas se ubica entre los 17 y los 29 años de edad, y que en los años más recientes ha aumentado el número de niños desaparecidos. Además, entre el ocho y el 10 por ciento del total de los desaparecidos son migrantes.