Partidos políticos,  gobiernos, funcionarios públicos, la Radio y Televisión Hidalgo, la Cámara de Diputados, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Club Atlas, periodistas y otros más utilizaron facturas falsas para eludir el pago de impuestos, dijo la mañana de este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en su conferencia mañanera. 

El mandatario afirmó que todos serán requeridos y que la defraudación fiscal podría superar los 50 mil millones de pesos. Las denuncias serán contra 43 empresas defraudadoras y 8 mil contribuyentes, personas físicas y morales.

“¿Cuándo se había presentado una denuncia de defraudación fiscal como la que se acaba de dar a conocer? Porque esto fue tolerado por muchos años y desde luego que participaban funcionarios públicos y les diría algunos empresarios, no todos, porque hay empresarios muy responsables, pero como en todos los sectores, hay ‘fichitas’ y en esto también participaron medios de comunicación. Era la corrupción somos todos”, comentó el tabasqueño.

López Obrador dijo las empresas factureras que cometieron fraude están plenamente identificadas y por eso, se presentaron de inmediato querellas penales.

Previamente,  Raquel Buenrostro Sánchez, titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), informó  que en este fraude llegaron a participar hasta 8 mil 212 empresas en una red que presentó operaciones simuladas por 93 mil millones de pesos. La funcionaria resaltó que incluso se cometieron operaciones ilícitas a través del blanqueo de dinero.

Por su parte,  Carlos Romero Aranda, Procurador Fiscal de la Federación, informó que combatirán a las empresas que expiden las facturas falsas, y les darán tres meses para que se regularicen.

“Se les va a dar tres meses para que cumplan y se regularicen. Si en estos tres meses no se regularizan, la Procuraduría Fiscal presentara las querellas contra el que compró las facturas o el que se vio beneficiado, o el que recibió el dinero por asimilable a salario, porque se presume entonces que sí hay un contubernio, que sí hay un acuerdo criminal entre el que compró y el que vendió”, añadió.