Jaime Avilés con César Huerta, en los días previos a la creación de Polemón.