Contactanos

 

A la izquierda, la diputada de Morena, Carmen Medel. A la derecha, Felipe Calderón.

LMDP

El dolor de Carmen Medel y la sonrisa de Felipe Calderón

Felipe Calderón pretende crear un nuevo partido. Muchos piensan que lo logrará a principios del próximo año: que fácil lo logrará.

Calderón no solamente fue presidente vía un fraude electoral, también fue presidente de sangre. Dejó al país sumido en una tragedia. Miles de personas fueron asesinadas o desaparecidas en su gestión. Miles.

Hay quienes lo defienden: él no tuvo la culpa, fueron “los narcos”. Se equivocan. Calderón tuvo la culpa. Él inició una guerra. Él la echó a andar sin planear. Él no la detuvo. Él la hizo para no sentirse ilegítimo, para parecer presidente, para mostrarse fuerte, aunque no lo fuera.

Felipe Calderón le declaró en 2006 la “guerra” al narcotráfico. Foto: especial.

Los “daños” no le importaron. Él era lo importante, lo demás (el país, los mexicanos, el dolor), valía poco. Valía nada.

La casualidad es extraña, y muchas veces cruel: hoy Carmen Medel, diputada de Morena, fue informada en plena sesión en la Cámara de Diputados que a su hija la habían asesinado. La reacción de ella fue entendible: llanto, caída, un dolor inmenso. Enorme.

Uno ve el video y siente escalofríos. Se pone a pensar: ¿qué pasaría si me mataran a mi hermana, a mi madre, a mi hijo, a mi hija, a mi esposa? ¿Cómo racionaría? ¿Qué pensaría? ¿Qué sentiría? ¿Cómo soportaría tanto dolor? ¿Cómo tanta impotencia? ¿Cómo calmaría las lágrimas? ¿Cuánto tiempo estaría temblando? ¿Mi corazón resistiría?

Así reaccionó la diputada de Morena, Carmen Medel, al enterarse en el Congreso del asesinato de su hija. Foto: Especial

Vi a la diputada, y no solamente pensé en su dolor, sino en el dolor de miles de personas que han perdido a sus familiares porque alguien los mató. Alguien les disparó. Alguien decidió que ya no debían vivir.

¿Cuántas lágrimas se han vertido en México? ¿Cuánto dolor como el de Carmen Medel?

A veces pienso que no sé cómo hemos aguantado tanto dolor en este país. Nos sobrepasa. Por más que cierro los ojos, no puedo dejar de ver a Carmen Medel llorando, deshecha, sin fuerzas. Y esa imagen me lleva a imaginarme a miles de madres, a miles de hijos, a miles de esposas, de niños, llorando, desechos, sin fuerzas.

Después me viene la imagen de Felipe Calderón, sonriendo, recibiendo quizás muy pronto una hoja de consejeros del INE donde se menciona que él y su esposa ya tienen partido.

Felipe Calderón. Foto: Especial

Este país es injusto. Enormemente injusto. Brutalmente injusto.

No podemos seguir así. No podemos seguir llorando miles mientras unos cuantos, cínicos, sonríen. No podemos.

Jorge Gómez Naredo
Escrito por

Profesor en universidad pública. Fundador, junto con Jaime Avilés y César Huerta, de la Revista Polemón.

4 Comentarios

4 Comentarios

  1. Avatar

    armando garcía lagos barba

    8 noviembre, 2018 at 7:14 pm

    El PAN y sus vínculos con el neoliberalismo que prosiguió el presidente ilegítimo Calderón, están más muertos que la hija de la diputada. El pueblo no los quiere porque los conoce. No son aquellos panistas que lucharon contra la oposición a salto de mata. Esos ya murieron. Los nuevos panistas son iguales a los priistas, convenencieros y siniestros como el joven “maravilla” Anaya. Tardará mucho para que surja una verdadera oposición que se oponga a MORENA, mientras éste siga en contacto con el pueblo.

  2. Avatar

    Carlos Mata C.

    8 noviembre, 2018 at 8:33 pm

    Tienes razón, éste cobarde espurio sabe perfectamente que no ganó en 2006, ahora cada vez la verdad es más evidente, en su cobardía se cobijó en una institución como las fuerzas armadas para tratar de legitimarse y desatar su baño de sangre que aún padecemos, se atrevió a denigrar el uniforme militar portándolo sin merecerlo, éste asesino alcohólico como el otro usurpador (Huerta 1913) tiene el cinismo de creer que México está en deuda con él. Es un honor mostrarle nuestro repudio.

  3. Avatar

    Andrés Yáñez

    8 noviembre, 2018 at 9:56 pm

    La línea que une los dos temas expuestos, trágicos ambos, es, efectivamente, la criminal, irracional decisión de un “egosociópata” -término que acuño, para describir de alguna forma no trillada al espurio de nuestras peores pesadillas-, y el drama atroz que hoy vive la diputada de Morena,

    El inconmensurable dolor que significa la pérdida de una hija o de un hijo, en las condiciones que sean, lo podemos comprender casi todos – el “casi”, por quienes están tan enfermos de podredumbre inhumana, entre los que cuentan en primérisimo lugar los malditos que privan de la vida a un semejante, y aquellos que (de ser un crimen por venganza política -pudiera ser el caso, y reclama una investigación bien hecha- ) lo hayan planeado y ordenado, pero lo sopesarán con mayor profundidad quienes han pasado por un trance similar… Por algo lo digo, de manera que expreso mis más sinceras condolencias a doña Carmen Medel. Y exijo, con toda la indignación por esta bestialidad, se investigue con toda responsabilidad, por parte de las actuales, y de las próximas autoridades al o los autores intelectuales y materiales de esta expresión de desprecio perverso por la vida!!!

    Permanezcamos atentos al quehacer de las autoridades correspondientes: NO PERMITAMOS LA IMPUNIDAD!!!

  4. Avatar

    Andrés Yáñez

    8 noviembre, 2018 at 11:22 pm

    Paso al segundo punto en esta conexión:

    Muy justificadamente, una importante franja de la sociedad mexicana, de manera notable las y los jóvenes, abominan de la política y de los políticos. Un somero recuento de lo que han sido gobiernos y gobernantes, de hace 30 ó 40 años a la fecha nos conduce a inferir que les asiste plenamente la razón.

    Por ser un tema prolífico per se, sólo me referiré a “la sonrisa de Calderó”… Cómo la definirían los sicoanalistas, los siquiatras; los neurólogos, los antropólogos, los sociólogos? Es todo un espécimen digno de un amplio y profundo estudio de éstas y otras disciplinas ciéntificas, tal vez, y sólo tal vez, pudieran desentrañar el rompecabezas que es este ente.

    Ante la proximidad, y la inminencia de un cambio de paradigma político, económico y social, que arrancará de sus garras el botín en que convirtieron las arcas nacionales, con la bienvenida cancelación de las jugosas “pensiones” y otras indebidas canongías -con costo a la sociedad mexicana-, ahora busca darle la vuelta y, con la propiedad de un nuevo negocio, perdón, Partido???!!! buscará seguir uncido a la ubre del presupuesto… Hijo e’ su’ !!!

    Este, como los demás de su calaña, no mamó principios ni valores éticos y morales, MAMÓ MIASMA!!!

    Es tiempo ya de que, y a propósito de la bendita “austeridad republicana”, se acote sustanciosamente el subsidio (o como se llame, pal’ caso es lo mismo, UN ONEROSO GASTO INÚTIL) a los partidos dizque políticos.

    Que para obtener el registro de un nuevo negocio, perdón otra vez, Partido???!!! se requiera cubrir requisitos más estrictos.

    Especialmente para las sanguijuelas del tipo de los Calderón- Zavala. Es más, demando que no se lo autoricen!!!

    Concedérselo sería una burla y un agravio más para las y los mexicanos. NO A UN NUEVO NEGOCIO, SEUDO PARTIDO- HUESO PARA ESTE PERRO!!! MEJOR LE QUEDARÍA UNA CELDA EN ALMOLOYA… LA MERECE!!!

Deja un comentario

Facebook




Suscríbete a Polemón por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1,252 suscriptores

Támbien te puede gustar

LMDP

El diputado del Partido del Trabajo (PT) pidió a la legisladora panista que se abstuviera de participar en el debate sobre la reforma eléctrica...

LMDP

La conductora de televisión Inés Gómez Mont, quien hace unos días recibió ficha roja por parte de las autoridades, llevaba una vida de excesivos...

LMDP

El programa Sembrando Vida del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) gustó al Gobierno de los Estados Unidos como un proyecto estratégico para combatir...

LMDP

El ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, se encuentra en aprietos, pues uno de sus más cercanos colaboradores quien fue comandante de...