Al grito de “¡Va a caer, va a caer… la Reforma Educativa va a caer!”, los diputados de Morena presentaron un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución para solicitar la suspensión de la evaluación docente por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto. 

La presentación del acuerdo fue hecha por más de 50 legisladores que subieron a tribuna, entre ellos miembros del Partido del Trabajo (PT), quienes gritaron consignas en contra de la reforma educativa.

“La Cámara de Diputados del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a los titulares del Poder Ejecutivo federal, de la Secretaría de Educación Pública, en particular a la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente, al Instituto Nacional para la Evaluación Educativa y a las autoridades educativas de todas las entidades federativas a suspender de manera inmediata e indefinida los procesos de evaluación para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia”, se lee en la propuesta.

El documento también solicita la suspensión de cualquier procedimiento de sanción, hasta que no sea revisado y/o reformado el marco normativo que rige dichos procedimientos.

La propuesta es apoyada por diputados que forman parte de los dirigentes magisteriales del grupo parlamentario de Morena, como:

  • Lorena del Socorro Jiménez Andrade
  • Adela Piña Bernal
  • Irán Santiago Manuel
  • María Chávez Pérez
  • Azael Santiago Chepi
  • Idalia Reyes Miguel
  • Maribel Aguilera Cháires
  • Hilda Patricia Ortega Nájera
  • María de Jesús García Guajardo

Diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el PRI se manifestaron en contra de la propuesta, mientras que el PRD, PT y PES se pronunciaron a favor.

“No se debe evitar la aplicación de una ley vigente”, dijo la legisladora del PVEM, Leticia Mariana Gómez.

Martha Hortensia Garay Cadena, del PRI, expresó que no comparten este “acto de oportunismo y visión parcial”.

De acuerdo con Grupo Reforma, la propuesta de punto de acuerdo condena en especial el artículo 52 de la Ley del Servicio Profesional Docente, respecto a que será separado del servicio público sin responsabilidad para la autoridad educativa o el organismo descentralizado, según sea el caso, el personal que se niegue a participar en los procesos de evaluación; y no se incorpore al programa de regularización correspondiente cuando obtenga resultados insuficientes en el primer o segundo proceso de evaluación.

También se considera a quienes no obtengas los resultados suficientes en el tercer proceso de evaluación.

Según este punto “son evaluaciones aplicadas bajo amenaza que están diseñadas para no ser aprobadas”.

“Los profesores de México están siendo víctimas de un permanente acoso laboral al interior de las escuelas: una supervisión excesiva, aumento de carga de trabajo meramente administrativo como la elaboración de portafolios de evidencias, planificación didáctica argumentada, elaboración de exámenes de recuperación, etcétera”.

También se denuncia que existe una privatización silenciosa del sistema educativo, pues a través de los comités de participación social, las madres y padres de familia asumen los costos económicos de, por ejemplo, el mantenimiento de los planteles.

Los diputados de Morena, en representación del magisterio, explican que el linchamiento mediático de los años recientes ha sido brutal y se ha pretendido limitar la libertad de expresión de los maestros.

“Quienes se oponen a las medidas punitivas de la mal llamada reforma educativa, en el mejor de los casos, han sido separados de sus empleos y en el peor, han sido levantados y desaparecidos”, indica la propuesta.

El documento también añade que “la aplicación sesgada de la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD), por parte de las autoridades educativas federales y estatales, ha dado lugar al cese de docentes de la escuela pública en diferentes estados del País”.

Asimismo, indica que cerca de 500 docentes han sido retirados de su trabajo, y explica que desde junio pasado miles de maestros han sido notificados por la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente que están comprendidos para ser evaluados en su desempeño profesional.

También asegura que Morena está a favor de la educación pública, integral, laica, gratuita, científica y popular, que aporte a la transformación de la sociedad. Por ello, afirma que sus integrantes trabajarán para lograr una mejora radical del sistema educativo nacional, para lo cual, junto al magisterio y demás actores interesados, se construirá una “verdadera y auténtica reforma educativa”.

La propuesta concluye que:

“Mientras tanto, y refrendando nuestro compromiso con las y los maestros de México para quienes no podemos continuar tolerando ningún atropello a sus derechos, realizamos este exhorto a las autoridades educativas correspondientes en particular a la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente”.