Por: Jorge Gómez Naredo (@jgnaredo)

9 de mayo de 2018. Ricardo Alemán, el periodista que sugirió en Twitter asesinar a Andrés Manuel López Obrador, mencionó en su columna de despedida de Milenio que su salida de dicho diario significa cancelar “las libertades y la democracia mexicana toda”.

Milenio era el único medio de comunicación que, teniendo una relación laboral con Ricardo Alemán, la mantenía. No se había pronunciado respecto al controvertido tuit que el periodista publicara el sábado pasado, en el cual sugería que alguien debía asesinar a Andrés Manuel López Obrador.

Hoy, cuatro días después de que Alemán escribiera su polémico tuit, el periodista anunció en su columna que dejaría de publicar en las páginas de Milenio.

Alemán menciona que, después de una charla con Carlos Marín, director de Milenio, es que decidió “dejar” dicho medio para no hacerle más daño.

“La tarde de ayer, luego de una larga plática con Carlos Marín, director general editorial de Milenio, tomé la decisión de poner fin a la colaboración diaria […] concluí que mi permanencia en Milenio resultaba dañina para la casa que me abrió la puerta”.

Alemán además acusa que hay un “linchamiento orquestado en mi contra para tratar de aniquilar a una voz crítica”. Indica, como lo había dicho antes, que solamente en el tuit puso dos palabras “Les hablan”, y que eso no puede observarse como si hubiera incitado a la violencia.

Afirma, sin prueba alguna, que quien está detrás del linchamiento es “Morena” y se coloca como un adalid de la libertad de expresión. Describe su salida de Milenio como un duro golpe a la democracia mexicana, pues dice (refiriéndose él mismo en tercera persona): “No callan a Ricardo Alemán –al que no callarán–, cancelan las libertades y la democracia mexicana toda”.

Pero no solamente Alemán critica a Morena, sino también a sus colegas: “Habrá fiesta [por su despido] en redacciones y entre colegas que brindarán por la victoria del odio y la intriga en los poralizados tiempos electorales”.

Así pues, Alemán explica que él “decidió” salir de Milenio, pero por su propia columna se evidencia que lo echaron de dicho medio. Y es que, ante el llamado que hiciera en Twitter para asesinar a AMLO, era muy poco probable que un medio de comunicación lo mantuviera entre sus colaboradores.