Este lunes, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, dio a conocer que los homicidios dolosos registraron una baja sostenida en los últimos tres meses, lo que permitió romper con la tendencia histórica y ratificar un punto de inflexión que inició en diciembre.

No obstante, el funcionario agregó que no se siente satisfecho, aunque sí ratifica que la estrategia es la correcta para disminuir el homicidio doloso.

“No podemos sentirnos satisfechos con esta cifra, tenemos que aplicarnos, pero nos indica que el resultado va a la baja y (en el caso de los feminicidios) la cifra es inferior al 8 por ciento respecto a diciembre de 2018”, indicó el funcionario federal.

Explicó que hay estados donde no se registran homicidios dolosos, como Yucatán y Baja California Sur, en contraste con lo que ocurren en Guanajuato, Michoacán y el Estado de México.

Por su parte, hay ciudades con resultados satisfactorios, como Manzanillo, Ciudad Juárez, León y Monterrey, que ha contenido este número de crímenes.

“El homicidio doloso está concentrado en algunas regiones del país, es decir, no está desparramado”, dijo.

Detalló que, sobre el robo de vehículos, 8.13 por ciento va a la baja con respecto al mes pasado, lo que calificó de “una baja sensible”.

Sobre los secuestros, el funcionario explicó que bajaron 45.35 por ciento de febrero de 2020 con respecto a diciembre de 2018; además, dijo que se ha desarticulado a 82 bandas y se ha detenido a 689 presuntos delincuentes.

De los robos en distintas modalidades y la extorsión, el funcionario concluyó:

“Las cifras de incidencia delictiva al inicio del actual gobierno fueron sumamente altas, consecuentemente el punto de inflexión es en un momento en el que la incidencia delictiva es sumamente alta, el logro en la aplicación de la estrategia de seguridad está en haber conseguido un punto de inflexión”, explicó.