La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, indicó que la consolidación de las compras gubernamentales y la limpieza de las contrataciones públicas es uno de los objetivos más importantes para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La declaración de Sandoval tuvo lugar luego de recibir, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los informes de seguimiento que realizó sobre la reforma a la plataforma oficial CompraNet y sobre integridad en nuestro país.

La funcionaria aseguró estar comprometida a analizar dichos resultados, así como armonizarlos con los cinco ejes rectores para el relanzamiento de la Secretaría de la Función Pública (SFP), con el cual se busca “ciudadanizar” el combate a la corrupción.

“El estado actual (del sistema) no refleja la eficacia que el pueblo exige en este tramo. A nuestra llegada, hemos identificado decenas de irregularidades en comprar públicas que representan un riesgo de corrupción”, explicó.

Irma Eréndira Sandoval. Foto: Especial

Además indicó que las irregularidades como sobreprecios, sobornos, evasión, uso de paraísos y robos son contaminantes para el desarrollo de la democracia.

Como ejemplo mencionó un estudio elaborado por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) que indica que en 2018, un monitoreo de medios detectó un sobreprecio de 15 por ciento en este ámbito, ocasionando un daño al erario de más de 3 millones de pesos.

Al respecto, dijo que el estado de las contrataciones públicas obliga a replantear la forma en la que éstas se dan, por lo que la SFP protegerá que los precios sean en beneficio de la hacienda, además de velar por la prohibición de adjudicaciones directas, por favorecer la economía social y por instalar cláusulas medioambientales y promover la igualdad de género.