Al menos 23 empresarios mexicanos que tenían su dinero en la Banca Privada de Andorra (BPA) perdieron sus ahorros que en conjunto ascienden a de 2 mil millones de euros, pues el Principado de Andorra expropió su recurso, y ahora buscan recuperarlo.

De acuerdo con un reportaje que aparece en la revista Forbes, el representante legal de los empresarios ahorradores en la BPA, Sergio Padilla Estrada, menciona que el dinero se les quitó sin ningún tipo de juicio jurídico. 

“Los empresarios se sienten con las manos atadas y no pueden ejercer ningún tipo de debido proceso o defensa para desbloquear sus fondos, entonces estrictamente eso es una extinción de dominio o una expropiación sin proceso jurídico alguno”, afirma el abogado del despacho jurídico Hernández y Fernández y del bufete jurídico Cohepza.

Alfredo del Mazo ocultó dinero en Andorra. Foto: Especial

El litigante precisa que desde hace más de cinco años no acceden a sus ahorros, los cuales fueron generados por trabajos de años, de herencias, de inversiones y de circunstancias propias de la vida.

Fue el 1 de marzo de 2015, cuando el Gobierno de Andorra intervino a la BPA, una de las cinco entidades financieras que operan en dicho país, ante la denuncia del Tesoro de Estados Unidos de que la entidad llevó a cabo labores de blanqueo de capitales para redes de criminales.

El alto nivel de corrupción de los gestores de BPA y los débiles controles antiblanqueo de capitales han hecho de la Banca Privada de Andorra un sencillo vehículo para el lavado de dinero de fondos procedentes del crimen organizado, la corrupción y el tráfico de seres humanos, afirmó Jennifer Shasky Calvery, responsable de Fincen, el organismo norteamericano que combate los delitos financieros en ese día a través de un comunicado.

Fue precisamente esa banca la que utilizó el abogado de Enrique Peña Nieto, Juan Collado, para cobrar  4,4 millones de dólares (cuatro millones de euros) de dos empresas fantasma: Enterprisse Gamki, S. A. de C.V. y Varys Comercial, S. A. de C.V., que habían recibido contratos públicos del Estado de México.

Se estima que Collado movió 120 millones de dólares en 24 cuentas de Andorra, de acuerdo con una investigación que publicó el diario El País, y le fueron embargados más de 85.7 millones de euros por el supuesto delito de blanqueo de capitales. 

Juan Collado, el abogado de Deschamps y Peña Nieto, se encuentra en prisión. Foto: Cuartoscuro.

Pero no fue el único caso, también al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, se le encontró que en 2012, cuando aún era alcalde de Huixquilucan abrió una cuenta en la Banca Privada de Andorra (BPA) con 1 millón 500 mil euros.

En dicha cuenta, se pretendían transferir hasta 4 mil 500 millones de euros más, de los cuales, 2 mil 500 millones procederían de recursos depositados de Suiza, según indicó el propio Del Mazo a la entidad bancaria.

“Andorra es un lugar muy bonito para vivir, pero para efectos de inversiones y certeza jurídica está muy por debajo de los estándares nacionales e internacionales”, dice el litigante a Forbes.

El litigante rechaza a la publicación que sus representados hayan sido “chamaqueados” o “engañados”, pues cuando invirtieron en BPA las condiciones eran muy distintas y ahora se quieren quedar con su dinero.

Además, les fueron cancelados sus pasaportes mexicanos y ya no pueden entrar a Estados Unidos, y tienen la prohibición para hacer lo mismo en países de Latinoamérica, en especial a Panamá.

Se le pregunta al abogado porque  guardó silencio del bloqueo del capital, y éste responder que distintos ex gobernadores y gobernadores actuales del país estaban involucrados, y la información podía ser perjudicial para efectos electorales.

Padilla Estrada dijo a la revista Forbes que buscan recuperar el recurso y para ello han buscando el apoyo de la  Dirección General de Protección a Mexicanos en el Extranjero de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Incluso, dijo, los empresarios están dispuestos a pagar sus impuestos si el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) les ayuda a repatriar sus capitales.