Tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) registraron pérdidas considerablemente menores en el primer trimestre de 2021 comparado con el mismo periodo de 2020.

Ambas empresas han sido impulsadas por Andrés Manuel López Obrador desde el inicio de su administración.

Durante este primer trimestre Pemex registró pérdidas netas de 37 mil 358 millones de pesos, 93.3 por ciento menos con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se anotó 562 mil 251 millones de pesos en pérdidas, según información proporcionada por la empresa.

Esta reducción de pérdidas se debe, principalmente, al incremento en las ventas totales, aunque aumentaron un 11.7 por ciento, hasta los 317 mil 553 millones de pesos. También influyeron las menores compras de importación de productos y el menor impacto de pérdida cambiaria.

El director general de la petrolera, Octavio Romero, explicó que la petrolera logró su quinto mes consecutivo de crecimiento en la producción de petróleo, la cual llegó a los 1.75 millones de barriles diarios.

Las ventas en nuestro país ascendieron un 6.2 por ciento entre enero y marzo, hasta los 167 mil 533 millones de pesos; por su parte, las exportaciones se impulsaron un 19 por ciento, con 148 mil 970 millones de pesos.

Además, los costos de ventas descendieron un 10.1 por ciento, hasta los 218 mil 452 millones de pesos, por lo que el resultado bruto llegó a los 145 mil 731 millones de pesos, un 116 por ciento más.

Entre enero y marzo, el resultado operativo de la sociedad experimentó un aumento del 286.9 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, con 111 mil 408 millones de pesos.

Al concluir marzo pasado, la deuda financiera total de Pemex creció en un 4 por ciento comparada con marzo de 2020, con un total de 2.34 billones de pesos mexicanos.

En este periodo, además, Pemex aportó al Gobierno Federal 133 mil 299 millones de pesos, siendo el mayor contribuyente de nuestro país.

¿Y qué hay de la CFE?

Comisión Federal de Electricidad. Foto: Especial.

La Comisión Federal de Electricidad registró ingresos acumulados de 152 mil 578 millones de pesos mexicanos entre enero y marzo de 2021, es decir, 22 por ciento más con respecto al mismo periodo de 2020, informó la estatal.

En el primer trimestre de este año, CFE registró una pérdida de 35 mil 606 millones, una reducción de 70.7 por ciento respecto a la baja de 121 mil 799 millones de pesos en el mismo periodo de 2020.

Esta compañía reveló que aún con los efectos ocasionados en la infraestructura que afectó el suministro de gas natural por las bajas temperaturas registradas en febrero, producto de la onda ártica en Texas, Estados Unidos, mostró “tener capacidad operativa y financiera para cumplir con sus compromiso de suministrar energía eléctrica a la población mexicana”.

El aumento en su facturación es producto de un aumento en los ingresos por venta de combustibles a terceros, como resultado de la contingencia antes mencionada.

A finales del mes de marzo, los costes operativos de la CFE llegaron a los 158 mil 412 millones de pesos, es decir, 68 por ciento más que en 2020, debido al aumento en costes energéticos y de combustible causado por la subida de precios en el gas natural durante la emergencia climática de Texas.

Además, la empresa dio a conocer una apreciación del peso mexicano frente al dólar del 12.4 por ciento, es decir una pérdida cambiaria menor en 119 mil 944 millones de pesos, para posicionarse en los 13 mil 865 millones de pesos al terminar marzo.

Al concluir el primer trimestre, la deuda de la CFE se incrementó en 72 mil 803 millones de pesos debido al acceso a los mercados de capitales para refinanciar deuda contratada anteriormente con vencimiento en el segundo trimestre de 2021.

La CFE refrendó su compromiso de no aumentar las tarifas de consumo de energía eléctrica en términos reales a los usuarios y atender la decisión del Gobierno Federal de mantener el subsidio a favor de los sectores residencial de bajo consumo y agrícola.