El ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, en uno de sus ranchos con un caballo pura sangre.