El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que retornar a Salvador Cienfuegos a México obedece a la defensa, no de una persona, sino de un principio: “Para México no existe el escenario de la impunidad”.

“Para México no existe escenario de impunidad. Sería muy costoso para México haber optado por tener esa conversación con Estados Unidos. Lograr que se desestime por primera vez en la historia los cargos contra un exsecretario de la Defensa, que sea retornado a México y luego no hacer nada sería casi suicida. Para eso mejor no decimos nada. Que se quede allá. ¿Qué defiende México? Un principio”, aseveró Ebrard.

Agregó que Cienfuegos será sujeto a una investigación en México, paréalo que se pidió a Estados Unidos toda su evidencia. “No quiere decir que ya llegó a México y ya no está sujeto a un proceso de investigación”, dijo.

Además, consideró que en la intervención de las autoridades estadunidenses sobre este caso existen dos caminos: “o se repara esa relación que existe entre ambos países o nosotros pondremos sobre la mesa revisar toda la cooperación”.

Al respecto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador también habló, reconociendo que “se puede interpretar” que se está dando impunidad porque el General Salvador Cienfuegos, ex secretario de la Defensa Nacional con Enrique Peña Nieto, durmió anoche en su casa.

El mandatario llamó a los mexicanos a tener confianza, ya que él y su equipo tienen “el compromiso de no fallarle al pueblo”, ya que “todos los casos pendientes heredados de injusticias se van a ir atendiendo y aclarando”, pues ya no es lo mismo en su Gobierno.

“Lo que pasa es que cuesta trabajo que se acepte que las cosas ya no son iguales. Yo entiendo la opinión de la gente, el sentir de la gente. Si se da un caso como el del General Cienfuegos, se puede interpretar que ya estamos como los gobiernos anteriores, protegiendo o llevando a cabo una justicia selectiva. Pues todo eso no obedece a la realidad y no tiene nada que ver con lo que somos. Se aplica la ley por parejo”, aseguró.

4 preguntas que nos deja el regreso a México del General Cienfuegos

Asimismo, consideró que “así como no debe de haber impunidad también no podemos aceptar que se fabriquen delitos”, ya que es “una gran injusticia el juzgar a inocentes”, y por ello la necesidad de que la autoridad competente lo aclare.

“No porque se trata de agencias o de instancias judiciales de otros países, ya, ellos son los poseedores de la rectitud y la justicia. Esto se fue creando porque no estaban a la altura de las autoridades de México y se fue creando esa idea de que allá sí y aquí no los castigan. Entonces ahora es distinto; ya hay un cambio”, dijo.

El mandatario volvió a mencionar que será la Fiscalía General de la República (FGR) la que se encargue de confirmar si se puede o no juzgar al General.

Reiteró que no se amenazó a ningún agente de corporaciones extranjeras con expulsarlos del país, y que lo único que se hizo fue “por la vía diplomática, expresar nuestra inconformidad”.

Cienfuegos en México

El ex secretario de Defensa llegó este miércoles a México, procedente de la ciudad de Nueva York, luego que la Fiscalía General de Estados Unidos desistiera de los cargos por narcotráfico y lavado de activos, según reveló la FGR.

Salvador Cienfuegos Zepeda: ¿El fin de una era tras su detención? | El Heraldo de México

La Fiscalía agregó que, al descender de la aeronave en la que viajaba, en el aeropuerto de Toluca, “se le acompañó hacia una sala privada en las oficinas del citado hangar de la FGR, donde se le practicó, con su anuencia, un dictamen pericia médico, para la constancia de su estado de salud al arribo a este país, el cual resultó favorable”.

Más tarde, un agente del Ministerio Público de la Federación “le notificó formalmente al General Cienfuegos de la existencia de una investigación en la que él se encuentra involucrado”.

Esa investigación fue iniciada por la FGR, con la información que se recibió del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América, “y en lo sucesivo la investigación estará a cargo de las autoridades mexicanas, a través de la FGR”.

“Cienfuegos se dio por notificado y proporcionó toda su información personal y de contacto, incluyendo domicilio y teléfono celular, donde puede ser localizado y citado para las diligencias a que haya lugar y ordene el Ministerio Público, manifestando su total disposición de atender los requerimientos propios de la investigación”, señaló.

Así, Cienfuegos quedó libre de todos los cargos de tráfico de drogas y lavado de activos que se habían presentado en su contra por las autoridades estadounidenses.