El Presidente Andrés Manuel López Obrador desconfió de  los resultados de las elecciones en materia legislativa. Dijo que no deben leerse como una derrota de Morena y este lunes criticó a quienes afirman que la 4T ha perdido la mayoría absoluta.

“Eso ni siquiera existe y nosotros nunca hemos tenido la mayoría calificada”, lanzó en su conferencia matutina, en otra crítica a los partidos “conservadores” y a medios de comunicación.

Los datos del PREP arrojan que Morena obtendrá entre 190 y 203 escaños en la Cámara de Diputados, con lo que no alcanza la mayoría calificada, lo que implica que necesitará recurrir a los consensos para poder pasar sus iniciativas.

Cámara de Diputados. Foto: Especial.

No obstante este resultado, el mandatario dijo que la mayoría simple significa “tener garantizado el presupuesto suficiente para los más necesitados, los más pobres, las pensiones para adultos mayores, garantizar el presupuesto para niños, niñas, para 11 millones de estudiantes pobres, para que atención médica y medicamentos sean gratuitos, presupuesto para que la educación sea un derecho y nunca más se convierta en un privilegio”.

El tabasqueño dijo en su rueda de prensa que la ‘mayoría calificada’ legalmente no existe y los medios de comunicación han manejado el término en forma dolosa, particularmente Televisa, para difundir una aparente derrota de su administración en los comicios electorales.

“Aprovecho para decirle a los directivos (de esta televisora) que hagan una revisión del a la materia. Hay una intención política de nuestros adversarios de decir, no obtuvieron mayoría política”, dijo.

Agegó: “Para manejar propagandísticamente de que nos fue mal, elaboran este discurso de que se perdió mayoría absoluta”.

Incluso aseguró que con la alianza de Morena con el PVEM y el PT, pudieran tener más diputados al final del conteo del PREP, pues previó que pueda alcanzar hasta 270-280 en total.

El mandatario consideró que con la jornada electoral de este domingo, se reafirmó el camino hacia la democracia, pese a que  hubo injerencias estatales. Dijo que a “a diferencia de antes, no fue una elección de Estado, no intervino el aparato del Estado”.

“Creo que se portó más mal la delincuencia de cuello blanco, pero no se pasaron de la raya y tampoco alteraron en lo fundamental los resultados”, declaró.